31 de Marzo, Día Mundial de la Copia de Seguridad

El 31 de Marzo se celebra el Día Mundial de la Copia de Seguridad, una iniciativa para que usuarios y empresas tengan conciencia de la importancia de mantener copias que permitan recuperar información relevante en caso de pérdida, sustracción o deterioro. Vivimos en un mundo donde recuerdos personales, documentos empresariales e información de todo tipo se almacena en dispositivos electrónicos falibles. La pregunta no es si van a fallar o no, sino cuándo.

A las copias de seguridad no se les da la importancia que tienen hasta que no se produce el desastre. Da igual en qué medio almacenemos los datos, sean dispositivos físicos a nuestro alcance o en la nube, el mantenimiento de copias de seguridad nos puede ahorrar el mayor de los disgustos cuando nuestra información desaparece.

Los datos ofrecidos en el portal que promueve el Día Mundial de la Copia de Seguridad son elocuentes: en 2013 más de 60 millones de ordenadores en todo el mundo fallarán y sólo el 25% de estos usuarios habrán hecho una copia de seguridad. Esto significa que los datos de 45 millones de usuarios perderán su información para siempre. Respecto de los terminales móviles, en Estados Unidos se sustraen o pierden 113 teléfonos por minuto.

Las copias de seguridad son fáciles de realizar y si se planifican de forma adecuada se convierten en una saludable rutina. Tienen un coste en tiempo y recursos, sí, pero lo que hemos de valorar a la hora de realizar las copias no es cuánto cuesta la copia, sino cuánto cuesta la información que se pierde en caso de no tenerlas.

Otro aspecto importante de las copias de seguridad es comprobar que permiten la restauración de los datos en caso de pérdida. Es el paso que pone la guinda al pastel de la precaución. Si los datos que tenemos son muy importantes, mejor dos copias que una.

Ver la noticia original en genbeta.com

Las copias de seguridad son imprescindibles, tanto de los ordenadores como de los teléfonos móviles y tabletas.

Normalmente los usuarios de informática no profesionales no suelen hacer copia de seguridad de su información, con lo que pierden todos sus datos cuando falla el disco duro.

Es importante saber que los discos duros fallan siempre. Estos dispositivos tienen una vida determinada y, pasada dicha vida, pueden fallar en cualquier momento, haciendo imposible en muchos casos recuperar la información almacenada en ellos.

Por tanto, realizar copias de seguridad de los datos es una tarea obligatoria para cualquier usuario de informática que desee conservar su información.

Muchos usuarios hacen la copia de seguridad en el mismo disco duro donde están los datos que desean salvaguardar. Para ello utilizan otra partición del disco. Este es un error muy frecuente, pues si se estropea el disco duro, se perderán los datos originales y las copias de seguridad.

Es muy importante hacer las copias de seguridad en un disco distinto al disco donde se encuentran dichos datos.

En el caso de que nuestra información sea realmente importante, hay que hacer copias de seguridad periódicas y almacenarlas en una localización distinta al sitio donde está el ordenador. En caso de incendio, inundación o robo, de poco nos servirá tener copias de seguridad en un armario al lado del ordenador, pues podrían perderse igualmente.

Hoy en día existe la posibilidad de salvar nuestras copias de seguridad en la nube, lo que supone que dichas copias se guardan en servidores en Internet que tienen redundancia y alta seguridad. Esta es una técnica muy recomendable para evitar el problema mencionado anteriormente de catástrofe en nuestra casa o en nuestra oficina.

En el siguiente vídeo se explica cómo hacer una copia de seguridad completa de Windows 8, el último sistema operativo de Microsoft. Esperamos que os sea de utilidad y que de ahora en adelante hagáis copias de seguridad con cierta periodicidad y las guardéis en lugar seguro.

 

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«