Ania Lisewska, la bomba sexual polaca

Tiene sólo 21 años y ha sorprendido a todos al hacernos partícipe públicamente de su principal objetivo en la vida. Para la mayoría de nosotros, los objetivos consisten en tener trabajo estable, ser amados, gozar de un buen ambiente familiar, viajar por el mundo, y vivir en prosperidad sin sufrir excesivas limitaciones. Aparte, claro, no somos tontos, y conservamos en segundo término una serie de deseos algo más íntimos, frívolos, y que reservamos para la faceta de nuestros sueños y fantasías, pero privadas. Esta chica, todo lo contrario, y en facebook, como en los medios, pide ayuda para cumplir su meta: acostarse con 100.000 hombres. Esta joven es una auténtica bomba sexual.

Su principal inconveniente es que tiene pareja estable, pero eso no le ha supuesto ningún impedimento para seguir adelante, “Me he tenido que poner de acuerdo con él”, aseguraba la polaca.

Su aventura se trata de una reivindicación social “En Polonia, el tema del sexo sigue siendo un tabú y cualquier persona que quiera cumplir sus fantasías sexuales es considerada una desviada o que está enfermo mentalmente”.

La polaca ha dicho que solo empleará los fines de semana en llevar a cabo su cometido y que solo estará 20 minutos con cada hombre. Además ha creado una página de Facebook con la que poder seguir sus hazañas. Si hacemos cuentas nos sale que la polaca puede tardar 20 años en realizar su cometido.

La joven se embaucó en esta aventura hace un mes y ya lleva 284 hombres.

Fuente: Telecinco.es

No sabemos qué pensarán las feministas, pero desde luego que Ania es el vivo ejemplo de que la liberación de la mujer está llegando a todos los ámbitos, incluso al tema tabú por excelencia, el sexo.

Yo creo que, pese a que no lo publiquemos por ahí, a todos nos gusta el sexo, al que más y al que menos, ya sea hombre o mujer,  le gustaría elaborar una lista con candidatos a los que sumar a su currículum de conquistas o de momentos lujuriosos.

Pero sin duda, resulta curioso que esta joven bomba sexual tenga una idea tan clara, y es que conocer, a ciencia cierta, con matemáticas y todo, el número de hombres con los que quiere acostarse, tiene que ser agotador, pero no tan cansado como llevar la cifra a la acción e ir anotando para controlar cuándo ha cumplido su récord.

Aunque el propósito pueda levantar ciertas envidias, llevando el tema a la lógica no resulta tan placentero, sino más bien estresante. Y es que, serían 20 años los que tardaría en alcanzar los 100.000 contactos sexuales. Lo malo es que si uno le gusta no tendrá tiempo para repetir.

En otros tiempos, a esto se le llamaría cuanto menos “ninfomanía“. Para que luego presuma George Clooney de acostarse con no sé cuántas mujeres! A Ania Lisewska, candidatos no le van a faltar. Por cierto, que la chica tiene su evento en facebook.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«