Científicos estadounidenses consiguen clonar células madre embrionarias humanas

Los científicos de la Oregon Health & Science University y el Centro de Investigación Nacional de Primates de Oregon (ONPRC) han reprogramado por primera vez con éxito células de piel humana para convertirlas en células madre embrionarias capaces de transformarse en cualquier otro tipo de célula del cuerpo. El descubrimiento, que se ha producido a través de la transferencia nuclear, es decir gracias a la clonación, podría servir para restaurar en el futuro daños por lesión o enfermedad.

La investigación ha estado dirigido por el doctor Shoukhrat Mitalipov, un científico senior en ONPRC, quien junto con la doctora Paula Amato y sus colegas de la División de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad del departamento de Obstetricia y Ginecología de la OHSU, ha conseguido este avance que podría suponer la clave para crear terapias para tratar, entre otras enfermedades, el Parkinson, la esclerosis múltiple, la enfermedad cardiaca y lesiones de la médula espinal.

Según destaca la ONPRC en un comunicado, para conseguir las células han realizado una variación de un método de uso común llamado transferencia nuclear de células somáticas, o SCNT. Se trata de trasplantar el núcleo de una célula, que contiene el ADN de un individuo, en un óvulo que ha tenido su material genético eliminado. El óvulo fertilizado se desarrolla y finalmente produce células madre.

“Un examen completo de las células madre obtenidas a través de esta técnica ha demostrado su capacidad para convertir al igual que las células madre embrionarias normales, en diferentes tipos de células, incluyendo las células nerviosas, las células del hígado y las células del corazón. Además, debido a que estas células reprogramadas se pueden generar con material genético nuclear de un paciente, no hay preocupación de rechazo del trasplante”, señala Mitalipov.

Si bien, añade, “hay mucho trabajo por hacer en el desarrollo de tratamientos con células madre seguras y efectivas, creemos que este es un importante paso adelante en el desarrollo de las células que podrían ser utilizados en la medicina regenerativa”.

El éxito del equipo de Mitalipov en la reprogramación de células de piel humana llegó a través de una serie de estudios tanto en células humanas y de mono. Intentos fallidos previos realizados por varios laboratorios mostraron que los óvulos humanos parecen ser más frágiles que los huevos de otras especies. Por lo tanto, se produjeron los métodos de reprogramación conocidos estancadas antes de las células madre.

Para resolver este problema, el grupo de OHSU ha estudiado diversos enfoques alternativos desarrollados primero en células de mono y después se aplicó a las células humanas. A través de movimiento hallazgos entre células de mono y células humanas, los investigadores fueron capaces de desarrollar un método exitoso.

Ver la noticia original en europapress.es

Esta noticia ha dado la vuelta al mundo por una muy buena razón. El equipo de científicos liderado por el doctor Shoukhrat Mitalipov ha conseguido crear células madre a partir de células de una persona adulta, totalmente compatibles con dicha persona.

Las posibilidades de este impresionante avance científico son incalculables. En un futuro, esperemos que muy próximo, las personas con dolencias muy graves, sobre todo de tipo degenerativo, podrán reparar los tejidos dañados mediante la implantación de células madre en las zonas afectadas. Y lo mejor es que no habría rechazo, puesto que las células madre llevarían exactamente la carga genética del paciente.

Curar infarto de miocardio con células madrePor ejemplo, se han hecho pruebas con éxito para reparar tejido del corazón afectado por un infarto de miocardio. Es decir, después del infarto, muchas células del corazón mueren por falta de riego sanguíneo. Después de implantar células madre en la zona afectada del corazón, dichas células madre se convirtieron en células del músculo cardíaco, y comenzaron a contraerse rítmicamente, con lo que el corazón recuperó el tejido dañado.

Esta misma técnica se podría emplear para regenerar la piel de los quemados, la médula espinal de los accidentados que quedan parapléjicos, el tejido cerebral en enfermedades como el Ictus, el Parkison o el Alzheimer, los dientes dañados o perdidos, etc. Las posibilidades son infinitas.

Afortunadamente, los científicos han comentado que este método no será adecuado para clonar seres humanos completos, lo cual es bastante bueno, ya que las implicaciones morales y de todo tipo que tendría este tipo de clonación traerían más problemas que soluciones. ¿Se imaginan un ejército de hombres de dos metros y 120 kilos de peso?

Habrá que estar atentos a los distintos avances de la ciencia médica en los próximos años. Entre los avances relativos a las células madre, como el de la noticia que nos ocupa, y por ejemplo los avances en la lucha contra el cáncer y contra otras enfermedades graves, así como los avances en la manipulación del ADN, el futuro de la humanidad se vislumbra muy positivo, al menos en lo que a la salud se refiere. En asuntos sociales, políticos y económicos, la cosa no pinta bien en absoluto.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«