Científicos identifican una de las causas de la pérdida de memoria con la edad

A medida que la edad avanza, la capacidad de concentración, la razón y la recuperación de hechos en la memoria tienden a disminuir, en parte porque los cerebros generan menos neuronas nuevas que cuando se era más joven. Ahora, investigadores informan en la revista ‘Cell Stem Cell’ que una molécula que se acumula con la edad inhibe la formación de nuevas neuronas, un hallazgo podría ayudar a diseñar terapias para evitar el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Los científicos identificaron la molécula, llamada Dickkopf-1 o Dkk1, en los cerebros de ratones de edad avanzada. “Al bloquear la producción de Dkk1, se restableció el rendimiento de los animales en tareas de memoria espacial a los niveles observados en los más jóvenes”, explica la autora principal, Ana Martin-Villalba, del Centro Alemán de Investigación Oncológica en Heidelberg.

Los ratones de más edad que carecían de Dkk1 realizaron tan bien como los ratones jóvenes las pruebas de memoria y reconocimiento por la capacidad de las células madre neurales en el cerebro de autorenovación y al generar neuronas inmaduras a niveles juveniles, según las conclusiones de esta investigaión.

Los autores también descubrieron que los ratones sin Dkk1 jóvenes fueron menos susceptibles a desarrollar depresión por estrés que los normales, lo que sugiere que, además de disminuir la pérdida de la memoria durante el envejecimiento, neutralizar Dkk1 (que también está presente en el cerebro humano) podría ser beneficioso en la lucha contra los síntomas de la depresión.

Ver la noticia original en europapress.es

Sería maravilloso, a la luz de los descubrimientos hechos por los científicos en el cerebro de los ratones, que en un futuro próximo se pudieran matar dos pájaros de un tiro desarrollando medicamentos que acabaran con la pérdida de memoria a medida que envejecemos y a la vez se mitigaran los efectos y síntomas de la depresión en las personas mayores.

No cabe duda de que se trata de dos problemas muy graves, dado que cada vez los seres humanos vivimos más tiempo. Nuestros hijos muy probablemente lleguen sin problemas a los 100 años de edad gracias a la medicina moderna y a la del futuro.

La pérdida de memoria es grave, pero la depresión también lo es. Muchas personas mayores cuando dejan de estar activas laboralmente suelen entrar en una fase depresiva provocada por la falta de estímulos. Los medicamentos que se desarrollen a la luz de estos descubrimientos podrán ayudar a millones de personas en todo el mundo.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«