Citroën presenta el C3 híbrido que en lugar de electricidad utiliza aire comprimido

Citroën presentará en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra un C3 Concept con la tecnología Hybrid Air. Como base de este modelo se ha tomada el C3 VTi 82 caballos en el cual montará un motor híbrido de gasolina y aire comprimido.

Esta cadena de tracción combina una energía limpia (aire) con la gasolina para conseguir una reducción del 45% en consumo y emisiones (en ciudad).

El sistema Hybrid Air consume menos de 2,9 l/100Km en ciclo mixto y emite 69 g/Km de CO2, lo que supone un tercio menos que un motor gasolina equivalente.

Combina el motor de gasolina, el almacenamiento de aire comprimido, un conjunto bomba-motor hidráulico y un cambio automático con tren epicicloidal. Un sistema de gestión inteligente permite alternar eficientemente sus tres modos de funcionamiento: sólo aire, con cero emisiones de CO2, modo gasolina y modo combinado.

El coche puede circular con la energía almacenada (aire comprimido) en velocidades de hasta 70 kilómetros por hora. Además, también puede circular en modo térmico, sin interacción de la energía almacenada, o en modo combinado, en cuyo caso la potencia máxima aumenta hasta situarse en 122 caballos.

Ver la noticia original en elmundo.es

Nos da la impresión de que Citroën ha querido dar primero por aquello de que quien da primero da dos veces, pero mucho nos tememos que el experimento del aire comprimido no es más que un parche sobre otro parche.

El futuro de los automóviles pasa por la electricidad. Actualmente hay dos formas mayoritarias de conseguirla: mediante un motor de combustión interna (híbridos como el Toyota Prius) o eléctricos puros, que hay que cargar cada noche en una toma eléctrica.

Hace un par de años vimos un documental sobre General Motors en el que científicos de esta compañía automovilística norteamericana explicaban que sólo hay un futuro viable para la automoción del siglo XXI, y no es otra que la pila de combustible. Dicho de otra forma, hidrógeno que al combinarse con el oxígeno de la atmósfera genera electricidad en grandes cantidades y produce vapor de agua como residuo.

El hidrógeno parece el combustible más probable en el futuro, no solo por su alto poder energético, sino porque la materia prima para producirlo (el agua) es muy abundante en el planeta Tierra y su utilización para producir energía no contamina.

Otra cosa es la contaminación que se generará para producir el hidrógeno en una forma aprovechable para los vehículos, pero eso es algo inevitable hoy por hoy.

Tuvimos la oportunidad de conducir un Mercedes Clase B de pila de combustible en la Feria del Automóvil de Frankfurt en 2011 y la experiencia fue realmente positiva. Aceleración instantánea sin ruidos y un gran confort de marcha.

También probamos un Open Ampera, uno de los pioneros de la extensión de rango, que consiste en un par de motores eléctricos alimentados por grandes baterías que, cuando pierden carga, son recargadas por un motor de explosión que funciona como generador eléctrico, no como propulsor principal. Opel anuncia a bombo y platillo que el propulsor de combustión interna no propulsa las ruedas en ningún caso, pero no es del todo verdad. En caso de necesidad de gran potencia, hay un embrague “secreto” que permite que el motor de explosión propulse las ruedas, pero es una excepción. En condiciones normales el motor de combustión interna funciona como generador eléctrico y su velocidad no depende directamente del acelerador. Esta tecnología puede tener algún futuro puesto que ayuda a resolver el problema de la autonomía de los coches eléctricos puros, pero también desaparecerá a medio plazo.

Mientras la tecnología de la pila de combustible llega a los concesionarios de automóviles y a los puntos de recarga, los fabricantes de automóviles andan haciendo experimentos como los híbridos, los híbridos de rango extendido y ahora los híbridos de aire comprimido. ¿Qué será lo próximo? ¿Híbridos estilo picapiedra, con un par de pedales para que los pasajeros ayuden? Nunca digas nunca jamás…

 

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«