Actualización a Windows 8 de MicrosoftEl nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, ya está disponible. Aunque no soy muy partidario de instalar las nuevas versiones de sistemas operativos nada más salen, en este caso he hecho una excepción y he aprovechado un portátil Toshiba que tenía Windows Vista y he actualizado su sistema operativo a Windows 8.

¿Puedo actualizar mi ordenador a Windows 8?

Antes de proceder a actualizar a la última versión del sistema operativo de Microsoft hay que comprobar si nuestro ordenador soporta Windows 8. Las necesidades de esta última versión de Windows no son excesivas, pero al menos necesitamos un procesador que corra a 1 Ghz, un mínimo de 2 GB de memoria RAM y al menos 20 GB de espacio libre en disco duro. La tarjeta de vídeo debe soportar una resolución de al menos 1366×768 y también debe estar preparada para trabajar con DirectX 9.

Microsoft ha puesto a disposición de los usuarios un programa que puedes descargar aquí que comprobará si tu ordenador puede funcionar con Windows 8.

Descarga del programa Instalador de Windows 8

Microsoft tiene una muy buena oferta de actualización a Windows 8 hasta Enero de 2013. Por menos de 30 Euros se puede adquirir una licencia de actualización desde cualquier versión anterior de Windows. Este es el enlace desde donde se puede descargar el instalador de la actualización.

Una vez descargado el programa instalador de Windows 8, debe decidir qué tipo de instalación desea realizar.

Si desea instalar Windows 8 desde cero, el proceso es bastante rápido, pero si va a actualizar desde Windows 7, Windows Vista o Windows XP (en realidad desde cualquier versión anterior de Windows), entonces debe tener un poco de cuidado para no perder información en el proceso.

Si desea conservar los datos de su versión anterior de Windows, haga una copia de seguridad antes de actualizar el sistema a Windows 8. De esta forma se asegurará de que si algo sale mal, al menos podrá recuperar su configuración y datos anteriores al cambio.

Hay que tener en cuenta que Windows 8 intentará respetar los datos y configuraciones de usuario del sistema operativo anterior, pero no respetará la mayoría de las aplicaciones, por lo que es importante tomar nota de los programas que más nos interesen, ya que habrá que volver a instalarlos después de instalar Windows 8.

Es increíble que en el siglo XXI todavía sea tan difícil pasar de una versión de Microsoft Windows a otra posterior, pero parece que no hay manera de que el proceso sea transparente y efectivo. Como usuario, quiero que respeten mis datos, mis configuraciones y los programas que tengo instalados. Para conseguirlo habrá que esperar unos añitos más.

En concreto, la instalación de Windows 8 respetará sólo los datos del usuario si la actualización se hace desde Windows XP, también se guardarán los ajustes del sistema operativo si actualizamos desde Windows Vista y, finalmente, Windows 8 respetará los programas instalados si actualizamos desde Windows 7. La razón de esto último es sencilla. Windows 8 es como Windows 7 pero con un interfaz llamado Metro diseñado para tablets y otros dispositivos portátiles.

Instalación de Windows 8

Lo primero que nos preguntará el instalador de Windows 8 es si deseamos mantener la información del sistema operativo anterior o si deseamos hacer una instalación desde cero.

Después el instalador nos presentará una ventana indicándonos algunos temas a los que debemos prestar atención, como por ejemplo la necesidad de desinstalar programas incompatibles con Windows 8, como algunos antivirus.

Una vez pasado ese proceso, el instalador nos pedirá muy poca información más. En concreto deberemos introducir la clave de registro después de pagar la actualización.

En mi caso, la primera vez que apareció el diálogo para introducir la clave del producto, éste campo apareció relleno. Increíble. Pero la felicidad duró poco. El instalador reinicia el PC varias veces y me presentó la pantalla para registrar el producto dos veces más, pero con el campo en blanco. Conclusión: más vale que copie la clave de registro en algún fichero de texto para que pueda copiarla y pegarla durante el proceso de instalación. Evitará tener que introducirla a mano al menos dos veces.

¿Cuánto dura la instalación de Windows 8?

Yo no he realizado la instalación en un ordenador limpio, pero en mi caso, que actualicé mi portátil desde Windows Vista, fue un auténtico infierno. Cometí el error de comenzar la actualización a las 23h y no pude acostarme hasta la 1:30. Dos horas y media de instalación. Durante ese tiempo estuve pensando mucho en Bill Gates (que ahora no tiene culpa) y en Steve Balmer y en sus ingenieros. Una maravilla.

Finalmente, en mi portátil quedó instalado un flamante Windows 8.

¿Merece la pena actualizar el ordenador a Windows 8?

Esta es una pregunta peliaguda. En mi caso lo hice porque Windows Vista machacaba sin piedad mi disco duro cada vez que encendía el portátil. Estaba harto de este comportamiento tercermundista con el que Microsoft nos obsequió cuando sacó su peor sistema operativo con diferencia. Ahora con Windows 8 el disco duro de mi ordenador está mucho más relajado.

Interfaz Metro de Windows 8En general, Windows 8 es un Windows 7 con un interfaz Metro de dudosa efectividad. Yo estoy acostumbrado a Android en mis tabletas y me siento incómodo con el interfaz que Microsoft ha diseñado para los dispositivos móviles. Pero en un ordenador de sobremesa ese interfaz me sobra de momento.

Mi consejo para cualquiera que esté tentado de cambiarse a Windows 8 es el siguiente: si tu ordenador funciona bien, ni te muevas. Si deseas aprovechar la oferta de actualización a Windows 8, adquiere la licencia, pero mientras no te sea necesario actualizarte, sigue con tu versión anterior. Te quitarás algunos quebraderos de cabeza.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«