Cómo quitar las manchas de vino de la ropa

Las manchas de vino en la ropa son muy frecuentes, pues en las comidas el vino es una bebida muy común, que se suele servir con alegría, y de vez en cuando se derrama sobre la ropa.

Las manchas de vino son difíciles de quitar, sobre todo si ha pasado tiempo desde que el vino cayó sobre la ropa, por lo que la celeridad a la hora de aplicar los remedios aquí descritos para quitar las manchas de vino es muy importante.

Hay varios métodos para eliminar las manchas de vino de la ropa. A continuación os presentamos algunos remedios caseros que se pueden utilizar y que suelen ser bastante efectivos si se aplican a tiempo.

Es importante comprender que no todas las prendas se pueden tratar de la misma forma, pues algunos métodos son más agresivos que otros y podrían dañar la ropa más delicada o con colores muy vivos.

Quitar las manchas de vino con Agua Gasificada

Con la mancha de vino todavía húmeda, hay que derramar agua con gas o alguna bebida transparente gasificada, hasta que el color de la mancha haya desaparecido. Hay que seguir echando el agua gasificada hasta que desaparezca el color del vino completamente. Después hay que dejar que la tela se seque, o aplicar aire caliente para acelerar el proceso, por ejemplo con los secadores de manos que hay en los lavabos públicos.

Quitar las manchas de vino con Leche

Este método es muy similar al del agua gasificada. Simplemente se debe verter leche sobre la mancha de vino todavía húmeda hasta que toda la mancha quede completamente cubierta por la leche. Si la mancha es muy grande, es más efectivo sumergir la ropa en un recipiente con leche caliente hasta que la mancha desaparezca. Después, basta con lavar la ropa en la lavadora normalmente. Este método es muy efectivo si la mancha de vino está húmeda, pero también se puede utilizar si la mancha se ha secado.

Quitar las manchas de vino con Sal

La sal es un producto muy absorbente, por lo que resulta muy efectivo para quitar ciertos tipos de manchas. En concreto, es bastante útil para eliminar las manchas de vino tinto. Con la mancha todavía húmeda, hay que echar una capa de sal que cubra la mancha completamente y hay que esperar a que la sal absorba el vino. Pasados varios minutos, y cuando hayamos comprobado que la sal está seca, procederemos a eliminarla suavemente con un paño, sin frotar fuerte.

Los dos métodos indicados anteriormente se pueden combinar para obtener mejores resultados. Primero se aplica agua gasificada sobre la mancha para eliminar el color del vino y después se aplica la sal para que absorba el resto de la mancha.

Quitar las manchas de vino con Agua Oxigenada y Detergente

Lo primero que hay que hacer es secar la mancha de vino, que debe estar húmeda, con un paño o con toallas de papel para eliminar el exceso de humedad. Es importante no frotar durante este proceso para evitar que la mancha se introduzca aún más en el tejido.

Después hay que mezclar en un recipiente agua oxigenada y detergente para lavar la ropa a partes iguales. Hay que verter la mezcla sobre la mancha de vino hasta que desaparezca.

Si la ropa es delicada, será recomendable reducir la proporción de agua oxigenada. Si no queda más remedio que frotar, es conveniente hacerlo antes en una parte de la prenda que no sea visible, para comprobar si pierde color.

Hay que tener en cuenta que el agua oxigenada blanquea la ropa, por lo que no es conveniente utilizar este método con ropa de color.

Quitar las manchas de vino con Amoniaco

Si la mancha está húmeda y la prenda manchada es de color, se puede aplicar sobre la misma una mezcla de agua fría y amoniaco, frotando suavemente con un paño hasta que desaparezca la mancha. Después hay que lavar la prenda en la lavadora normalmente.

Quitar las manchas de vino con Agua Caliente

Este método necesita que la mancha esté húmeda. Se calienta agua hasta el punto de ebullición y se vierte desde cierta altura sobre la mancha hasta que ésta desaparezca. Para evitar problemas, es recomendable colocar la prenda manchada sobre el fregadero.

Si la prenda es muy delicada, se puede suspender durante unos minutos la zona de la mancha sobre el vapor de agua que sale del recipiente con el agua en ebullición. Si la mancha es reciente y no es demasiado grande suele desaparecer de esta manera.

Quitar las manchas de vino con Arena para Gatos

La arena para gatos es muy absorbente, por lo que este es un sistema similar al de la sal. Sobre la mancha de vino aún húmeda hay que echar arena para gatos hasta cubrir la mancha por completo. Es recomendable hacer presión sobre la arena para ayudar a que absorba la mancha. Después de unos minutos, hay que retirar la arena de gato con cuidado y sin frotar.

Quitar las manchas de vino con crema de afeitar

Todos los métodos anteriores requieren que la mancha esté húmeda. En el caso de que se haya secado, se echa crema de afeitar hasta cubrir completamente la mancha, y después se lava la ropa en la lavadora normalmente.

Quitar las manchas de vino con vino blanco y bicarbonato

Si la mancha se ha secado, verter vino blanco sobre la misma. El vino blanco no añadirá color a la mancha, pero la humedecerá. Después se debe cubrir la mancha con bicarbonato de sodio y se deja que seque durante un par de horas. Si lo desea, puede mantener húmedo el bicarbonato rociando agua de vez en cuando. Finalmente, lave la ropa en la lavadora normalmente.

Últimos consejos

Todos estos métodos son más o menos efectivos a la hora de eliminar las manchas de vino de la ropa. En general hay que procurar aplicar el método que más nos convenga con la mancha húmeda, puesto que es mucho más fácil de quitar que si la mancha se ha secado.

Otra cosa importante a la hora de eliminar las manchas de vino es evitar frotar la mancha con fuerza, pues esa acción incrustará el vino en las fibras del tejido más profundamente. Si no hay más remedio que frotar, hay que hacerlo siempre por la parte interior de la tela para evitar deteriorar la parte que quedará visible.

Por último, hay que evitar aplicar calor a la ropa, con una plancha por ejemplo, hasta que la mancha haya sido eliminada completamente. De otra forma, la mancha se incrustará definitivamente en la ropa y no será posible eliminarla.

Si la prenda es muy delicada o es muy valiosa para nosotros por cualquier motivo, conviene llevarla a una tintorería, ya que esos establecimientos disponen de productos específicos para limpiar distintos tipos de manchas, y probablemente dejarán la ropa mejor de lo que podríamos hacerlo nosotros con remedios caseros.

Aporte sus comentarios

Nos gustaría conocer su opinión sobre estos consejos. Si ha tenido éxito con alguna otra forma de quitar las manchas de vino de la ropa, le invitamos a que escriba un comentario contándonos su experiencia. Al final de este artículo encontrará el formulario para añadir su comentario. Muchas gracias por colaborar.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«