En muchos países del mundo cada vez más personas están teniendo problemas para llegar a fin de mes. En un contexto económico de recesión, que comenzó en 2007 y cuya tendencia negativa nadie sabe cuándo cambiará de dirección, las familias han ido perdiendo poder adquisitivo.

No sólo nos estamos refiriendo a las personas que han perdido el trabajo, que se cuentan por millones en todos los países del mundo, sino también a aquéllas que aún lo conservan, pero que ven día a día como sus ingresos mensuales se ven reducidos por recortes continuos, reducción de sus salarios, reducción y eliminación de sus pagas extras, reducción de sus privilegios sanitarios, supresión de ayudas para guarderías y comedor, etc.

Quiero llegar a fin de mesEn definitiva, casi todos los cambios que se han producido en las economías de la mayoría de los países durante los últimos seis años han ido en detrimento del poder adquisitivo de los ciudadanos.

En este artículo vamos a dar algunos consejos que se pueden llevar a la práctica fácilmente para reducir los gastos de las familias, de forma que el deterioro de su presupuesto mensual sea más llevadero y puedan llegar a fin de mes sin tantos problemas.

Ahorrar en la compra del supermercado

Ahorrar en la compra del supermercadoGran parte del presupuesto familiar se emplea para comprar comida y otros productos de consumo diario, como productos de higiene personal y limpieza del hogar. Cuando el dinero escasea es muy importante comparar los precios de los productos que consumimos, porque siempre hay alternativas más baratas con calidad similar. Por ejemplo, los productos de marcas blancas de los supermercados son fabricados en la mayoría de los casos por las mismas empresas que fabrican los producto de marca, por lo que su calidad es bastante buena, pero su precio es sensiblemente menor. El ahorro mensual de una familia de cuatro miembros cuando se controlan los precios y se compran marcas blancas podría llegar a 100 euros o más.

Utilizar cupones descuento

Ahorrar con Cupones descuentoSi le gusta comer fuera de casa de vez en cuando y le gusta ir al cine y al teatro, entre otras actividades lúdicas, y la crisis no le permite seguir practicando estas actividades, le vamos a contar algo que le sin duda le ayudará. Existen multitud de empresas en el mundo que se dedican a llegar a acuerdos con restaurantes, compañías de transporte, hoteles, cines, teatros e incluso fabricantes de todo tipo de productos, para conseguir cupones de descuento en sus productos o servicios.

Una de las más conocidas es Groupon, El funcionamiento es muy sencillo. Usted visita la página web del servicio de cupones y busca alguna oferta que le interese. Por ejemplo, puede encontrar una cena para dos personas en un restaurante de lujo por 19 euros. Usted compra el cupón y tiene hasta seis meses para canjearlo. Lo único que tiene que hacer después de comprarlo desde su ordenador es imprimirlo, reservar mesa en el restaurante y llevar el cupón en mano cuando vaya a comer. La misma técnica se utiliza para viajes, hoteles, centros de ocio, Spas, electónica de consumo, etc.

Si le dedica algo de tiempo a visitar empresas de cupones descuento, descubrirá que puede volver a hacer cosas que antes hacía y que la crisis le está impidiendo hacer.

Pagar en efectivo

Ahorrar pagando en efectivoAunque parezca mentira, existe un factor psicológico que hace que compremos más cuando utilizamos una tarjeta de crédito (e incluso de débito) que cuando pagamos al contado. Sacar la tarjeta de crédito de la cartera no sólo evitará que compremos cosas que no son estrictamente necesarias, además nos evitará pagar las comisiones bancarias correspondientes. Es un hecho comprobado que es mucho más fácil realizar un pago de 250 euros con una tarjeta de crédito que tener que sacar los billetes de la cartera para pagar la misma cantidad.

Reducir los gastos de transporte

Ahorro de combustibleEl transporte diario es un gasto muy importante en una familia, máxime si se tiene más de un coche. Como primer consejo, hay que utilizar el transporte público siempre que se pueda, pues en muchas ciudades del mundo hay transporte público de calidad y se suele llegar al destino antes que con un transporte privado. Pero en el caso de que el transporte público no sea posible, hay varios consejos que podrían ahorrar mucho dinero al mes en combustible.

Si tiene posibilidad, comparta el vehículo con otros compañeros de trabajo. Busque uno o dos compañeros que vivan cerca de su casa y organicen turnos para que cada día todos vayan en un coche distinto. No sólo ahorrará dinero, también descubrirá lo relajante que es ir al trabajo sin tener que conducir por obligación.

Si no le queda más remedio que conducir a diario, existen una serie de consejos que le ayudarán a reducir el gasto de combustible, como son circular con la presión de las ruedas correcta, circular con las ventanillas cerradas, conducir a un régimen uniforme, sin grandes aceleraciones y grandes frenadas, etc.

Compruebe el coste del combustible en las gasolineras que estén en sus trayectos normales. No todas tienen los mismos precios. Algunas son especialmente más caras que otras. Puede encontrar en la tienda de Google y en la de Apple aplicaciones que le mostrarán en tiempo real los precios de las gasolineras de su zona. No se trata de consultar a diario la lista de precios. Se trata de comprobar qué gasolinera tiene los mejores precios habitualmente e intentar repostar en ella siempre que se pueda.

Finalmente, le vamos a contar una técnica de conducción que le podría ahorrar hasta un 25% de combustible cada mes, pero hay que aprenderla, practicarla y saber cuándo no se debe utilizar. Se trata de poner el coche en punto muerto siempre que se pueda. Hay que educar al cerebro a poner punto muerto en las cuestas abajo, cuando nos acerquemos a los semáforos y siempre que vayamos a detener el coche. Esta técnica puede que le parezca poco efectiva, pero cambiará de opinión cuando conozca nuestra experiencia de primera mano.

Durante varios años estuvimos viviendo a 24 kilómetros de nuestro lugar de trabajo. El coche en el que hacíamos el trayecto de ida y vuelta diariamente era un coche muy normal, con un motor de 1500 cc y 90 caballos de potencia. Su consumo medio en ese trayecto era de unos 8 litros a los cien kilómetros. Con el depósito lleno el coche recorría unos 650 kilómetros. Un día un amigo nos enseñó esta técnica y decidimos probarla. Al principio nos sentimos algo extraños poniendo punto muerto cada dos por tres, pero en cuanto el cerebro automatizó el proceso, sin darnos cuenta el coche iba en punto muerto siempre que era posible y apropiado. El resultado fue asombroso. Por término medio con un depósito lleno el coche recorría 850 kilómetros. Es importante recalcar que este sistema no debe utilizarse bajo ningún concepto para bajar puertos de montaña o durante cuestas abajo muy largas donde haya que utilizar los frenos con frecuencia, ya que el servofreno del coche podría perder efectividad al ir el motor en punto muerto durante mucho tiempo.

Ahorrar en ropa y calzado

Ahorrar en ropa y calzadoHay muchas personas que no pueden estar un solo mes sin comprase algo de ropa o calzado. En tiempos de crisis ese hábito hay que erradicarlo en la medida de lo posible. Hay que buscar la forma de aprovechar la ropa al máximo, e incluso compartirla y reutilizarla entre hermanos. Cuando haya que comprar nueva ropa, hay que buscar ofertas por Internet o en los mercadillos locales, pues el ahorro que se puede conseguir no comprando en las tiendas de ropa de moda es muy significativo.

Aprovechar las épocas de rebajas

Ahorrar comprando en las rebajasEn muchos países existen dos épocas al año en las que los comercios ofrecen precios rebajados de forma generalizada en todos sus productos, en teoría sin merma de la calidad. Estos periodos son Navidades y Verano. Si se planifican las compras anuales de la familia de forma que se aprovechen las campañas de rebajas, el ahorro puede ser muy significativo, puesto que muchos productos ven su precio rebajado entre el 50% y el 75% durante esas campañas.

Renegociar la hipoteca de la casa

Renegociar la hipoteca de la casaEn el caso de que se esté pagando una hipoteca, es muy probable que tenga una cláusula de suelo, que consiste en que el interés que le cobrará el banco no bajará de un porcentaje determinado, aunque baje el índice de referencia que utilice su hipoteca. Renegociar la hipoteca cuesta dinero, pero haga números. En una hipoteca de 1000 euros mensuales eliminar la cláusula de suelo puede suponer hasta 200 euros al mes según los casos. Teniendo en cuenta que una renovación puede costarle cerca de 2000 euros en costes, en diez meses habrá amortizado el cambio y se ahorrará un buen dinero durante los años que aún le queden de pagar hipoteca.

Alquilar una habitación

Alquilar una habitaciónEste consejo es delicado, pero en familias con problemas económicos graves puede significar la diferencia entre la supervivencia o tener que abandonar la casa en la que se vive. Alquilar una habitación puede proporcionar unos ingresos vitales cada mes. Lo que hay que hacer es buscar al inquilino adecuado para la situación particular de la familia. Dependiendo de si hay niños o niñas, abuelos, animales domésticos, etc, será mejor un inquilino hombre o mujer, joven o mayor. El sentido común es el que deberá juzgar el tipo de inquilino que conviene en cada caso. Si nos equivocamos con el inquilino, tendremos un problema que se resolverá no renovando el alquiler el próximo mes. Si se acierta con el inquilino, no sólo se puede resolver un grave problema económico, sino que también se puede tener un valioso aliado que podría echar una mano a la familia en determinadas situaciones según sus capacidades, como por ejemplo, cuidar de los niños en ciertos momentos, ayudar a reparar lo que se estropea en la casa, etc.

Reducir la factura de la luz

Ahorrar en la factura de la luzHay muchas cosas que se pueden hacer para reducir el importe mensual de la factura de la luz. En primer lugar, hay que comprobar si los kilovatios contratados son los que necesitamos. Hay viviendas que tienen contratados 8000 kw cuando con 5000 kw podrían vivir sin problemas. Reducir el número de kilovatios cuesta algo de dinero, pero se amortiza en pocos meses, convirtiéndose en un ahorro para el resto del tiempo que se resida en esa casa.

Otra cosa importante que se puede hacer es contratar la tarifa nocturna, que consiste en una franja horaria en la que la luz es más barata. Este periodo más barato varía según las compañías, pero suele estar comprendido entre las 10 de la noche y las 10 de la mañana del día siguiente.

El consumo de las bombillas de la casa no suele ser la parte más significativa de la factura mensual de la luz, pero conviene cambiar las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo, que pueden ser de tecnología fluorescente o de tecnología led. Estas bombillas consumen mucho menos y duran mucho más. No es necesario cambiar todas las bombillas de la casa de golpe, pues su coste puede ser significativo. Conviene comenzar por las bombillas que pasen más tiempo encendidas, como las del salón, las del baño o las de la cocina.

Los electrodomésticos son una de las fuentes de mayor consumo eléctrico en un hogar. Racionalizar su uso puede suponer un ahorro importante a final de mes. Como norma general, los electrodomésticos deben usarse durante el periodo de tarifa nocturna para que el coste de la luz que consumen sea menor. La lavadora debe utilizarse a plena carga y con agua fría siempre que sea posible. El lavavajillas debe utilizarse a plena carga y con el programa más corto que deje la vajilla limpia. El horno debe usarse sólo cuando sea imprescindible. El micro-ondas es una alternativa más rápida y más barata. Siempre que se pueda, es mejor utilizar una olla a presión que un caldero, pues la olla es mucho más eficiente. Si su frigorífico tiene control de temperatura, puede ajustarla a un valor razonable para la época del año en que se encuentre. No se necesita la misma energía  para enfriar y congelar en invierno que en verano. La plancha es otro gran consumidor de luz eléctrica. No es necesario planchar toda la ropa. Las camisas quedan bastante bien si se tienden en una percha después de lavarlas. Con los pantalones pasa lo mismo. Hemos dejado la secadora para el final porque es el electrodoméstico más ineficiente que hay. En ningún caso llene la secadora de ropa, porque puede estar dos horas o más hasta que toda la ropa se seque. Nuestro consejo es que tienda la mayoría de la ropa, camisas y pantalones incluidos, y deje para la secadora sólo lo que sea urgente secar porque haya que utilizarlo de inmediato.

Por último, conviene que todos los miembros de la familia practiquen costumbres de ahorro de energía de sentido común, como son no dejar luces encendidas innecesariamente, desenchufar los cargadores de los aparatos eléctricos cuando la carga haya terminado, no dejar los televisores ni las consolas de juegos encendidas cuando nadie las está usando, etc.

Reducir la factura del agua

Ahorrar en la factura del aguaEl consumo de agua en una casa puede ser muy elevado si los miembros de la familia no tienen conciencia de ello. Es conveniente que toda la familia practique costumbres sencillas que al final producirán un ahorro considerable en la factura del agua. Por ejemplo, ducharse en lugar de bañarse, no cepillarse los dientes con el grifo abierto, no lavar los platos a mano con el grifo permanentemente abierto, utilizar el botón de ahorro de agua en los inodoros cuando se hagan aguas menores, etc.

Reducir la factura de la compañía telefónica

Ahorrar en la factura del teléfonoEste apartado tiene un margen de ahorro importante si se realizan las gestiones oportunas. En qué hogar moderno no hay Internet, teléfono fijo y varios móviles. Las compañías telefónicas están en continua competencia y ofrecen descuentos y ofertas de todo tipo, pero nunca se las aplican a los clientes que ya tienen, sino que sólo las dirigen a los nuevos clientes. Compruebe si usted tiene la mejor tarifa posible, porque podría estar pagando el doble por el mismo servicio si cambia de compañía o si negocia con la suya. En España por ejemplo, se puede llegar a pagar por tener ADSL, línea de teléfono fijo y dos líneas de telefonía móvil cerca de 100 euros mensuales en algunas compañías, mientras que en otras, esos mismos servicios se consiguen por menos de 50 euros al mes.

Dejar de fumar

Ahorrar dejando de fumarIncreíble consejo que a más de uno podría sorprender, pero en tiempos de crisis dejar de fumar tiene dos claras ventajas. La primera es evidente. Si en una familia fuman dos o tres miembros, al cabo del mes el gasto en tabaco es bastante importante. La segunda ventaja no tiene precio. Se mide en términos de salud. Cuanto más joven se deje de fumar, antes estará el cuerpo recuperado del daño producido por los miles de componentes tóxicos del tabaco. Los científicos dicen que después de abandonar el tabaquismo, el cuerpo elimina el 80% de los residuos del tabaco en cinco años, y en diez años un médico no sería capaz de saber si una persona fue fumadora o no. Por tanto, no lo duden, la crisis es el mejor momento para dejar de fumar.

Conclusión

No nos cabe duda de que la vida es mucho más fácil si uno no tiene que preocuparse de realizar todas las actividades sugeridas en este artículo, pero cuando la necesidad aprieta no queda más remedio que pasar a la acción.

Si pone en práctica los consejos que le hemos dado, su empresa no le pagará más dinero, pero usted podrá vivir mejor con el mismo salario, sencillamente porque sus gastos fijos serán menores y tendrá más recursos para llegar a fin de mes con menos problemas que antes. Esperamos que estos consejos le sean de utilidad.

Aporte sus comentarios

Nos gustaría conocer su opinión sobre la crisis, sobre estos consejos y sobre otros que no hemos incluido en este artículo pero que podrían ser de ayuda para otras personas. Si se le ocurre alguna otra forma de ahorrar dinero para llegar mejor a fin de mes, le invitamos a que escriba un comentario contándonos su sugerencia, o cualquier otra cosa que desee compartir con nuestros lectores. Al final de este artículo encontrará el formulario para añadir su comentario. Muchas gracias por colaborar.

Comparta este artículo

Si le ha gustado este artículo y piensa que puede ser útil a sus contactos, familiares y amigos, puede utilizar los botones que aparecen a continuación para compartirlo en sus redes sociales favoritas. Gracias por su colaboración 🙂


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«