Descubren una relación entre la L-Carnitina de las carnes rojas y las enfermedades cardiovasculares

La L-carnitina, un compuesto abundante en las carnes rojas y que se suele agregar como complemento a muchas de las bebidas energéticas podría ser promover la aterosclerosis -endurecimiento o la obstrucción de las arterias-, según una investigación que se publica en Nature Medicine. El estudio, realizado por investigadores de la Clínica Cleveland (EE.UU.) muestra que las bacterias que residen en el tracto digestivo humano metabolizan la L-carnitina, convirtiéndolo en trimetilamina-N-óxido (TMAO), un metabolito que está vinculado desde 2011 con el desarrollo de la aterosclerosis en seres humanos. Además, la investigación ha visto que una dieta alta en L-carnitina promueve el crecimiento de las bacterias que la metabolizan, lo que agrava el problema al producir aún más cantidades de TMAO que terminan por obstruir las arterias y desencadenar la enfermedad cardiovascular.

Dirigido por Stanley Hazen y Koeth Robert, el trabajo examinó los niveles de L-carnitina y TMAO en un grupo de individuos omnívoros, vegetarianos y veganos (vegetarianos estrictos), y analizaron los datos clínicos de 2.595 pacientes sometidos a evaluaciones cardiacas. También valoraron los efectos cardíacos de una dieta rica en carnitina en un grupo de ratones sanos y los compararon con el efecto de la misma dieta en otros ratones cuya flora intestinal había sido alterada. Los resultados mostraron que TMAO altera el metabolismo del colesterol en múltiples niveles, lo que explicada la aterosclerosis.

Además, los expertos vieron que en aquellos pacientes con niveles elevados de L-carnitina parecían tener mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y de eventos cardiacos, como infarto, accidente cerebrovascular y muerte, pero sólo en aquellos sujetos en los que había también cifras altas de TMAO. Pero también había una relación entre los niveles de TMAO y el tipo de dieta; así, eran significativamente más bajos entre los veganos y los vegetarianos, que en los omnívoros. Sorprendentemente, los vegetarianos y veganos, incluso después de consumir una gran cantidad de L-carnitina, no generaban cantidades importantes significativos del microbio producto de TMAO, mientras que sí ocurría en los omnívoros que consumieron la misma cantidad de carnitina.

Ver la noticia original en abc.es

El consumo excesivo de carne roja, no sólo puede perjudicar nuestro sistema cardiovascular, tal y como se ha constatado en el estudio objeto de este artículo, sino que también se ha comprobado que puede aumentar el riesgo de padecer otras enfermedades, como el cáncer.

La L-Carnitina parece ser la causante del aumento de riesgo de enfermedades cardiovasculares, debido a su interacción con las bacterias del tracto digestivo. Debido a que este aminoácido se encuentra no sólo en las carnes rojas, sino también en complementos dietéticos para deportistas y en bebidas energéticas, es necesario que se realicen experimentos más detallados para concretar sin ningún género de dudas la relación causa-efecto de la L-Carnitina en las enfermedades cardiovasculares.

Si se certificara que el consumo continuado de L-Carnitina es claramente nocivo para la salud, las personas que consumen con regularidad bebidas energéticas o las que frecuentan los gimnasios y complementan sus dietas con productos ricos en L-Carnitina, deberían tomar medidas inmediatamente para no continuar perjudicando su salud.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«