Despierta del coma tras saber que su equipo de fútbol había ganado

Casualidad o no, los aficionados al deporte, y en especial, los futboleros, llevan al pie de la letra eso de que los colores de su equipo son como su sangre. Si los partidos, y las derrotas, o los triunfos, ponen al borde del infarto a más de uno cada jornada, a un entrenador británico,  y  a su familia, el éxito de su equipo le ha traído la gloria más grande, y es la propia vida. El regreso a la vida más bien. Porque el hombre, en estado de coma, logró despertar del mismo tras saber que su equipo había ganado.

Los médicos recomendaron a la familia de Wayne Thorne, de 33 años, que le hablaran a pesar de que él estaba en coma.

Así lo hicieron.

Wayne llevaba una semana en ese estado después de sufrir un gravísimo accidente de tráfico pero logró despertar y lo hizo nada más contarle su esposa que su equipo de fútbol había ganado un importante partido.

Y es que Wayne es entrenador del Larkhall Atletic, un modesto equipo de una liga local del Reino Unido.

“Mencionamos el marcador a Wayne y abrió los ojos”, contó Mandy, la esposa del convaleciente míster.

Fuente: Noticias Absurdas

Desde luego que el enfermo no era cualquier persona, y que la noticia tampoco era baladí. El enfermo era el propio entrenador del equipo, cuya victoria le devolvió la alegría y las ganas de vivir.  Por un momento, tanto su esposa, que fue quien le dió la noticia convertida en palabras casi prodigiosas, como sus equipo y los miembros que lo integran, debieron sentirse en la gloria cuando vieron resucitar a Lázaro, en este caso, cuando vieron a su entrenador despertar del grave coma en el que se encontraba desde hacía una semana, debatiéndose entre la vida y la muerte a causa de un gravísimo accidente de tráfico.

Cuenta su mujer que Wayne, que así se llama, abrió los ojos cuando le mencionaron el marcador. Pues a Dios gracias que el resultado fue salir del coma, y que no le colocó en las puertas de un ataque al corazón, como ha sucedido en anteriores ocasiones a otros aficionados.

A esto se le llama sufrir, trabajar responsablemente, y ganarse el sueldo. Y tanto que se ha ganado el sueldo este entrenador, que ni en esa otra y desconocida dimensión que alcanzamos cuando entramos en coma, pudo dejar de sufrir y sentir por su equipo. Más que orgullosos y agradecidos deben sentirse los aficionados. Tanto o más como agradecido despertó Wayne del apoyo recibido durante su trance.

Y, desde luego, si nosotros fuesemos el presidente de ese equipo de fútbol, sin duda que renovaríamos y blindaríamos el contrato del míster por vida. Es la mayor garantía de que su equipo seguirá luchando por ser campeón jornada tras jornada.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«