Vídeo comprometedor de dos Policías LocalesSe acaba de hacer público un comprometedor vídeo en el que dos agentes de la Policía Local de Cerdanyola del Vallés (Barcelona, España) aparecen en su coche haciendo toda clase de bromas y tonterías al volante, mientras conducen y, lo que es peor, estando de servicio.

En el vídeo se ve a ambos agentes parodiando un vídeo musical en el que tres chicas bailan en el interior de un coche en movimiento.

Durante un trayecto en coche estando de servicio, ambos agentes aparecen en el vídeo bailando, comiéndose un plátano con claras connotaciones eróticas, haciendo algún gesto pélvico ligeramente obsceno, azotándose el trasero, sacando medio por la ventanilla del coche y, como colofón a tanto despropósito, se ve al agente que conducía el coche tapándose la cara con ambas manos en varias ocasiones, mientras el coche seguía en marcha.

El Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallés ha presentado una denuncia ante la propia Policía Local, dada la gravedad de los hechos. Lo grave no es que alguien haya subido el vídeo a Internet, lo grave es que el hecho se haya producido.

Aunque humanamente los agentes transmiten una sensación de simpatía, si se confirma que estaban de servicio no se puede aceptar un actitud como la que tuvieron, especialmente al poner en peligro su vehículo y los otros vehículos de la carretera tras taparse los ojos durante varios segundos.

Por otra parte, hay personas que piensan que la Policía Local podría perder autoridad al ver cómo los agentes que tienen que sancionar los comportamientos incívicos o delictivos se dedican a realizar actos impropios de su cargo mientras están de servicio.

Este incidente nos sirve para recordar ese adagio que se está haciendo cada vez más popular, máxime cuando cada persona lleva consigo una cámara de vídeo en su teléfono móvil. La frase sería esta: “Si no quieres que te vean, no te grabes en vídeo”.

Hay innumerables casos de personas que se han grabado en vídeo o se han hecho fotografías comprometedoras y, no se sabe cómo, han visto sus grabaciones privadas publicadas en Internet y a disposición del mundo entero. Nos viene a la mente el vídeo erótico de Kim Kardashian, el vídeo erótico de la concejala Olvido Hormigos, o el vídeo erótico de la famosísima vigilante de la playa Pamela Anderson.

Está demostrado que, una vez que unas fotos comprometidas o un vídeo privado alcanza la red, ya no hay forma de pararlo. Todo el que quiera verlo podrá hacerlo sin problemas. De forma que, si no quieres que todo el mundo te vea con el trasero al aire, no te grabes.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«