Duplicar el éxito en las fertilizaciones in vitro

Mapeando el código genético de los óvulos fertilizados podría duplicarse las probabilidades de éxito de fertilizaciones in vitro. Esto al menos es lo que han asegurado investigadores de las Universidades de Pekín y de Harward. No obstante, hay todo un debate acerca de esta realidad en las fertilizaciones in vitro, que antes de confirmarse debería tratarse con cautela y hacer más pruebas para no dar falsas expectativas a las parejas que se sometan a un tratamiento de fertilidad para ser padres. Si funciona, la efectividad del tratamiento sería de un 60% al escoger los embriones más saludables. Lo han probado en 70 óvulos.

El nuevo método, que fue estudiado en 70 óvulos fertilizados de distintos donantes, se basó en el análisis del desarrollo del embrión y de todo su código genético.

“La técnica permite que el ADN contribuido por la madre en el embrión pueda ser examinado para determinar posibles anomalías o problemas genéticos que podrían hacer fallar los embarazos”, señaló Xiaoliang Sunney Xie, investigador de la Universidad de Harvard.

Fuente: BBC

Tener hijos es el deseo de muchas personas. Ya sean mujeres solas, que deciden someterse a tratamientos de fertilizaciones in vitro y otros métodos, o parejas que necesitan un poco de ayuda más allá de la que la madre naturaleza les concede. Y es que, sin duda, en este tema es donde muchas veces la vida puede antojarse más injusta y cruel para quienes persiguen el sueño de la maternidad durante años sin que la cigüeña decida anidar de una vez por todas en su nido. Normalmente, se trata de los nidos más tiernos, cálidos y acogedores, donde cualquiera soñaríamos con recostarnos, pero caprichos de la vida, todo intento de procreación resulta vano.

Mirando a nuestro alrededor, la cosa parece fácil. Razón de más para que estas personas, madres y padres de corazón, entregados en cuerpo y en alma al cuidado de un nido vacío, sientan el temible ogro de la frustración y la bajada de autoestima. Ser infértil hoy en día no es un lastre, como ocurría en años anteriores, e incluso muchas parejas fértiles deciden quedarse sin hijos porque el instinto maternal no ha hecho mella en ellos. Pero cuántos niños vemos abandonados a su suerte, por una madre que no quiso o no puede hacerse cargo de él, o malviviendo en hogares donde el cariño y la educación brilla por su ausencia.

Por desgracia asistimos a demasiados espectáculos trágicos protagonizados por familias desestructuradas, y en todos ellos son personas humilde, de baja clase moral y educación descuidada quienes se brindan de hijos sin tener, no ya con qué alimentarles, que el dinero y lo material viene y va y ninguno estamos a la altura para juzgar, sino carentes de ese instinto de protección, de esperanzas y de sueños que nos regalan los hijos y que nace de nuestro compromiso con esos seres que, un día, deciden llegar a nuestras vidas y cambiárnosla para siempre. Aunque algunas veces, tarden en llegar. Duplicar el éxito en las fertilizaciones in vitro hará feliz a muchas personas.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«