El cáncer de garganta de Michael Douglas pudo ser causado por practicar sexo oral

Natural como la vida misma y sin reparo alguno, Michael Douglas confiesa las causas del cáncer de garganta que sufrió hace tres años: practicar sexo oral. Ha sido el diario ‘The Guardian’ el medio elegido por el actor para contar sus secretos más íntimos y dejar claro que ni el tabaco ni el alcohol o la mala alimentación fueron los culpables de esta enfermedad que, afortunadamente, ya forma parte de su pasado.

Hace tres años que Michael Douglas sufrío un grave cáncer de garganta, pero no ha sido hasta ahora cuando el actor ha querido hablar sin tapujos sobre el tema y contar todos y cada uno de los detalles de esta enfermedad que le llevaron a pasar uno de los momentos más dramáticos de su vida.

El medio elegido para ‘destapar’ sus intimidades ha sido el diario ‘The Guardian’ en el que en una entrevista de lo más sincera el actor se muestra rotundo al hablar de las causas de su cáncer ya superado: “Mi cáncer tuvo que ver con el cunnilingus”, dice rotundo Michael, negando que fuera el alcohol, la mala alimentación o el tabaco los causantes del mismo.

De esta forma, el actor deja abierto otro debate: el de si su mujer, Catherine Zeta Jones, pudiera padecer alguna enfermedad de transmisión sexual. Y es que, según estudios del Congreso de Oncología, enfermedades como el cáncer de cuello de útero, el anal y el genital pueden provocar enfermedades bucales por practicar sexo oral con personas afectadas por dichos cánceres.

Ver la noticia original en antena3.com

Nos alegramos mucho de que Michael Douglas haya superado su grave cáncer de garganta, que por poco le cuesta la vida, pero creemos que esta manifestación no deja en muy buen lugar a su mujer, Catherine Zeta Jones, pues no aclara si el cáncer se produjo por practicar sexo oral con ella o fue con sus anteriores parejas.

Todo el mundo conoce que Michael Douglas ha padecido una adicción severa al sexo y que ha tenido que tratarse de esta enfermedad en clínicas especializadas, pero declarar a los cuatro vientos que su cáncer proviene de la práctica del sexo oral nos parece un poco frívolo.

En primer lugar, porque como hemos comentado anteriormente, deja en muy mal lugar a su actual mujer, Catherine Zeta Jones, que debería ir practicándose alguna exploración de su aparato reproductor en busca de algún cáncer, si no lo ha hecho ya.

En segundo lugar, no hay evidencias de que el cáncer que ha padecido Michael Douglas tenga su origen en la práctica del sexo oral con sus parejas. Hay múltiples causas que pueden prococar cáncer en las personas, algunas son externas a la persona, como la alimentación, el tabaco, los malos hábitos, el ambiente en el que se hace la vida, etc, mientras que otras son propias de la persona, como por ejemplo la predisposición genética a padecer cáncer.

Ya que el mundo entero conoce su problema de adicción al sexo, nos da la sensación de que Michael Douglas ha intentado evitar que la opinión pública piense que el cáncer de garganta que ha padecido se ha producido por llevar una mala vida, mientras que no parece importarle mucho que se conozca que su enfermedad ha sido causada por su adicción al sexo oral.

También puede ser  que se le haya escapado durante una entrevista, cosa que no es de extrañar cuando a un famoso se le pone un micrófono delante. Es muy humano y comprensible que haya manifestado lo que estaba en su mente en ese momento, sin pensar en las consecuencias.

Lo que parece claro es que media humanidad debe ahora preguntarse si el sexo oral es más inseguro de lo que parecía hasta ahora.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«