El cáncer de mama se puede combatir con un medicamento contra la osteoporosis

Un fármaco aprobado en Europa para el tratamiento de la osteoporosis ahora se ha demostrado que detiene el crecimiento de células de cáncer de mama, incluso en cánceres que se han vuelto resistentes a las terapias actuales dirigidas, según un estudio del Instituto del Cáncer del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Durham (Estados Unidos).

Los resultados, que se presentarán este sábado en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología que se celebra en San Francisco (Estados Unidos), indican que el bazedoxifeno no sólo evita que el estrógeno alimente el crecimiento de células de cáncer de mama, sino que también marca los receptores de estrógenos para su destrucción.

“Descubrimos que bazedoxifeno se une al receptor de estrógeno e interfiere con su actividad, pero lo sorprendente entonces fue que también degrada el receptor y se deshace de él”, afirmó el autor principal, Donald McDonnell, director del Departamento de Farmacología y Biología del Cáncer de Duke.

En los estudios de cultivo de células y animales, el fármaco inhibe el crecimiento tanto en las células de cáncer de mama dependientes de estrógeno como en las células que habían desarrollado resistencia al antiestrógeno tamoxifeno y /o a los inhibidores de la aromatasa, dos de los medicamantos más ampliamente utilizados para prevenir y tratar el cáncer de mama estrógeno-dependiente. Actualmente, si las células de cáncer de mama desarrollan resistencia a estas terapias, se trata a los pacientes generalmente con agentes de quimioterapia tóxicos que tienen efectos secundarios significativos.

El bazedoxifeno es una píldora que, como el tamoxifeno, pertenece a una clase de fármacos conocidos como moduladores específicos de receptores de estrógeno (SERM). Estos medicamentos se distinguen por su capacidad para comportarse como el estrógeno en algunos tejidos, mientras que bloquea significativamente la acción de estrógenos en otros tejidos. Pero a diferencia de tamoxifeno, bazedoxifeno tiene algunas de las propiedades de un grupo más reciente de medicamentos, conocido como selectivos degradadores de los receptores de estrógenos, o SERDs, que puede señalar al receptor de estrógeno para la destrucción.

“Debido a que el fármaco tiene como objetivo eliminar los receptores de estrógenos mediante degradación, es menos probable que la célula cancerosa puede desarrollar un mecanismo de resistencia, porque se va a extraer la meta”, dijo el autor principal Suzanne Wardell, un investigador científico que trabaja en el laboratorio de McDonnell.

Muchos investigadores habían asumido que las células del cáncer de mama, una vez desarrollada resistencia a tamoxifeno, podrían ser resistentes a todos los fármacos que se dirigen a los receptores de estrógeno, según McDonnell.

“Hemos descubierto que el receptor de estrógeno sigue siendo un buen objetivo, incluso después de que se haya desarrollado resistencia al tamoxifeno”, afirmó.

Ver la noticia original en europapress.es

El cáncer de mama está de moda, desgraciadamente, por una reciente operación a la que se ha sometido la actriz Angelina Jolie, que se ha estirpado ambos senos por tener una gran propensión genética a desarrollar la enfermedad. No en vano, la tía de Angelina falleció de cáncer de mama poco después de ésta se practicara la doble mastectomía.

El descubrimiento de que un medicamento para combatir la osteoporosis es efectivo para frenar el crecimiento de las células cancerígenas en un cáncer de mama es una gran noticia, porque los tratamientos basados en este descubrimiento serán mucho menos invasivos que la quimioterapia que se aplica actualmente para combatir este y otros tipos de cáncer.

Hace un par de meses se conoció la noticia de que la Agencia de Alimentos y Drogas norteamericana aprobaba la Kadcyla, un medicamento desarrollado por los laboratorios Roche que ataca únicamente a las células tumorales del cáncer de mama, dejando intactas las células sanas.

Como se ve, la ciencia va poco a poco poniendo cerco al cáncer, aunque mucho más despacio de lo que le gustaría a los pacientes de esta terrible enfermedad.

Mientras se llega a una solución general y total contra el cáncer, que probablemente llegará con los años, se van haciendo descubrimientos que permiten tratar distintos tipos de cáncer con tratamientos diferenciados. Más vale eso que la tan nociva quimioterapia aplicada hasta ahora, que en muchos casos no resuelve nada y causa un gran dolor a los pacientes antes de que el cáncer acabe irremediablemente con sus vidas.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«