El exceso de Sal en la ingesta diaria provoca millones de muertes en el mundo

Comer demasiada sal contribuyó a que se produjeran 2,3 millones de muertes por ataques al corazón, derrames cerebrales y otras patologías relacionadas con el corazón en todo el mundo en 2010, lo que representa el 15 por ciento de todas las muertes por estas causas, según una investigación presentada en las sesiones científicas de 2013 de la Asociación Americana del Corazón y publicada en ‘Circulation: Journal of the American Heart Association.

Los investigadores analizaron 247 encuestas sobre el consumo de sodio adulto, estratificados por edad, sexo, región y país entre 1990 y 2010 como parte del Estudio de la Carga Mundial de las enfermedades en 2010, una investigación internacional de colaboración de 488 científicos de 303 instituciones de 50 países de todo el mundo.

Después, se determinó cómo la cantidad de sodio que consume la gente estaba afectando a su riesgo de enfermedad cardiovascular, mediante la realización de un metaanálisis de 107 ensayos aleatorios que medían cómo la sal afecta a la presión arterial y un metaanálisis de cómo estas diferencias en la presión arterial se relacionan con el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular en comparación con el consumo de no más de 1.000 mg por día de sodio, que los investigadores definen como una cantidad óptima para los adultos.

La enfermedad cardiovascular incluye todas las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluyendo accidentes cerebrovasculares. Casi 1 millón de estas muertes, el 40 por ciento del total, fueron prematuras (en personas de 69 años o menores), con un 60 por ciento de las muertes en hombres y un 40 por ciento en mujeres. Los ataques al corazón causaron el 42 por ciento de las muertes y los accidentes cerebrovasculares, 41 por ciento, mientras el resto fue como resultado de otras enfermedades cardiovasculares.

Ver la noticia original en eleconomista.es

En otro artículo comentamos que en una ocasión leímos un escrito en el que se comentaba que el azúcar y la sal son dos venenos en estado puro que consumen las personas a diario. Consumir ambos productos en exceso produce multitud de enfermedades en el cuerpo humano, algunas de ellas muy graves.

En el estudio objeto de esta noticia se ha comprobado que el consumo excesivo de sal produce enfermedades cardiovasculares que provocan millones de muertos cada año en el mundo.

Lo malo del consumo de sal es que, igual que pasa con el picante, el paladar se va acostumbrando a su sabor y cada vez es necesario echar más sal para conseguir una sensación suficiente. Todos hemos visto alguna vez a una persona a la que se le pone una ensalada delante y coge el salero y echa una cantidad de sal realmente excesiva. Hay muchas personas con ese problema.

Esperamos que esta noticia sirva para que las personas adictas a la sal se den cuenta de que su consumo en exceso es muy dañino para el organismo. Dice quien sabe de esto que con una alimentación sana, variada y equilibrada se consigue el aporte diario de sal sin necesidad de añadirla manualmente a los alimentos, además de obtener muchos otros beneficios para la salud.

Dado que comemos todos los días, si en cada comida echamos sal procesada a cada plato, al cabo de los años nuestro sistema cardiovascular estará bastante peor que si hubiéramos ingerido la dosis de sal recomendada por los médicos. Por tanto, ojo con el salero, pues su uso no es necesario, o en todo caso, deberíamos utilizarlo esporádicamente y con moderación.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«