El mecanismo que activa la sensación de picor ha sido descubierto por científicos norteamericanos

Científicos de los Institutos Nacionales de la Salud norteamericanos han descubierto en estudios en ratones que una pequeña molécula liberada en la médula espinal desencadena un proceso que luego se experimenta en el cerebro como la sensación de picor. Llamada natriurético b polipéptido (NPPB), emana a raudales y selectivamente se conecta a una célula nerviosa específica en la médula espinal, que envía la señal a través del sistema nervioso central, por lo que cuando esta pequeña molécula o su célula nerviosa se retiró, los ratones dejaron de rascarse por una amplia gama de sustancias que inducen prurito.

Porque el sistema nervioso de los ratones y los seres humanos son similares, los científicos dicen que un biocircuito comparable para la picazón probablemente está presente en las personas. Si es correcto, este interruptor de arranque proporcionaría un lugar natural para buscar moléculas únicas que pueden ser objetivo de medicamentos para desactivar la sensación más eficientemente en los millones de personas con enfermedades crónicas, como comezón de eczema y psoriasis.

El artículo, publicado en la revista ‘Science‘, también ayuda a resolver un problema científico persistente. “Nuestro trabajo demuestra que el picor, que antes se consideraba una forma de bajo nivel de dolor, es una sensación distinta que está cableada únicamente en el sistema nervioso con el equivalente bioquímico de su propia línea destinada al cerebro”, dijo Mark Hoon, autor principal del artículo y científico en el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de los Institutos Nacionales de Salud.

Hoon dijo que los resultados de su grupo comenzaron con la búsqueda de los componentes de señalización en un tipo de células nerviosas, o neuronas, que contienen una molécula llamada TRPV1. Estas neuronas, con sus largas fibras nerviosas que se extienden en la piel, el músculo y otros tejidos, ayudan a controlar una amplia gama de condiciones externas, de cambios extremos de temperatura para detectar el dolor.

Ver la noticia original en teinteresa.es

Esta noticia es muy esperanzadora, porque los medicamentos que se podrán desarrollar cuando se descubra la molécula que provoca el picor en los seres humanos, se podrán desarrollar medicamentos que minimicen la sensación de picor, lo que aliviará a pacientes de múltiples enfermedades, como el prurito, la psoriasis o los eczemas, sin olvidarnos de otras como la piel seca o atópica.

Conocemos de primera mano el caso de una niña que tiene piel atópica y, desde muy pequeña, no para de rascarse, día y noche, su bonita cabecita y otras partes del cuerpo. Es desesperante ver que no hay manera de que deje de hacerlo, lo que condiciona completamente su vida diaria, pues se produce heridas en la piel con frecuencia y su vida social se ve también afectada porque todo el mundo se da cuenta de que no para de rascarsse.

Cuando se desarrollen los medicamentos que bloqueen la molécula que informa al cerebro de la sensación de picor, se podrá aliviar completamente a las personas que padecen de picores por distintas causas.

Seguramente, con el tiempo se consigan terapias genéticas que consigan prevenir y curar la mayoría de las enfermedades que provocan la sensación de picor en las personas, pero hasta que llegue ese momento, un medicamento que evite que el cerebro reciba la información que provoca el picor, no eliminará la enfermedad que lo causa, pero mejorará notablemente el día a día de los pacientes de dichas enfermedades.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«