El nuevo iPhone 5S se retrasará por culpa del lector de huellas dactilares

Apple está obligada a reaccionar tras haber sido superado con los últimos terminales de HTC y Samsung, ambos fabricantes de dos de los mejores teléfonos del alta gama del momento. Mientras, los rumores sobre un nuevo iPhone se suceden. El nuevo terminal que sepresentaría este verano podría integrar un software encargado del reconocimiento de huellas dactilares del usuario, en sustitución del botón «Home» actual.

Sin embargo, esta integración podría ser el motivo del retraso de su lanzamiento, según fuentes de la cadena de suministro del nuevo terminal en Taiwán, que aseguran que la producción comenzará en junio. Los rumores sobre las características del nuevo iPhone de Apple no hacen más que crecer. El diario «The Telegraph» y la agencia Reuters anuncian que una de sus características, también barajadas antes de la presentación del iPhone 5, es un sensor de huellas dactilares que permita a los usuarios desbloquear el «smartphone» u otro tipo de opciones.

El teléfono, que los analistas lo denominan iPhone 5S, podría retrasarse por no encontrar una solución a esta función, ya que Apple trata de encontrar un material de recubrimiento que no interfiera con el sensor. Las probabilidades de la integración de este sistema surgieron a raíz de las declaraciones del analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, quien aseguraba que el iPhone 5S «tendrá un chip de huellas dactilares en el botón de ‘Inicio’, la mejora de la seguridad y facilidad de uso».

El sistema contaría con un escáner dactilar con tecnología propia de la compañía AuthenTec, adquirida por Apple el pasado año, y que llevaría a cabo un reconocimiento de las huellas del usuario en el botón de inicio para activarse, tan sólo, con aquellas huellas recogidas previamente por el dueño del dispositivo.

Ver la noticia original en abc.es

Interesante mejora para la seguridad de los teléfonos móviles la que va a incorporar el nuevo iPhone 5S, pues impedirá el acceso a la información almacenada en el iPhone a las personas que no estén en la lista autorizada.

No nos extraña nada que haya algún retraso debido a esta nueva tecnología, ya que Apple tiene que asegurarse muy bien de que el lector de huellas dactilares funciona perfectamente en todas las condiciones antes de sacar el teléfono al mercado. Imaginen la que se puede montar si se descubre que después de unos meses los propietarios no pueden acceder al iPhone por una degeneración del recubrimiento del sensor, o que su funcionamiento se degrada por cuestiones de humedad o temperatura. Las pruebas deberán ser exhaustivas para garantizar un perfecto funcionamiento del dispositivo.

Por otra parte, no es de extrañar que Apple se haya decidido a incorporar un sensor tan avanzado y novedoso a su nuevo iPhone 5S, pues ya hace tiempo que el iPhone 5 está en el mercado y competidores directos, como el Samsung Galaxy S4 superan sus características sobradamente.

En el pasado, Apple ha tenido algunos fallos sonados en su iPhone, por lo que estamos seguros que retrasará el lanzamiento del iPhone 5S todo lo que sea necesario hasta asegurarse de que funciona a la perfección.

Parece ser que Apple también planea incorporar el sensor de huella digital a su nuevo iPhone de bajo coste, pensado para mercados emergentes como el de Chine o India, por lo que este nuevo terminal también sufrirá algún retraso con respecto a su fecha prevista de lanzamiento.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«