El oro deja de tener atractivo para los inversores y cae un 20% en 2013

El oro es uno de los activos más castigados de 2013, con una caída cercana al 20% en lo que va de año. Pero ese descenso se ha acentuado en los últimos días, lo que ha provocado que la onza de oro registrara el pasado martes su nivel más bajo desde febrero de 2011.

“Se vendieron 124,4 toneladas en contratos de oro en una operación puntual que, con sus consecuencias, ha provocado una bajada de precio”, ha explicado la responsable de marketing de Oro Direct, Corinna Heilmann.

No obstante, desde Citi consideran que la caída del oro se debe a que los inversores dan por superada la peor fase de la crisis financiera y está perdiendo atractivo como refugio.

De la misma manera, desde el Instituto de Estudios Bursátiles, el economista José Manazanares explica el cambio de tendencia en la cotización del preciado metal como un reflejo de la situación económica actual. “Han desaparecido todos los miedos de que podía haber una quiebra del sistema financiero, entonces el oro que actúa como refugio ya no es una justificación como tal”.

Por otra parte, al inicio de la semana los inversores conocían el dato del Producto Interior Bruto (PIB) de China en el primer trimestre de 2013, cuando creció un 7,7%, dos décimas menos que en el último trimestre de 2012 y menos de lo esperado por los analistas.

Por tanto, la desaceleración económica del gigante asiático, que es el mayor consumidor de metales, hace temer un descenso de la demanda de las materias primas, entre ellas el oro, que, tras años de bonanza, puede continuar cayendo, según los analistas, al perder preponderancia entre los inversores.

Tampoco han ayudado al preciado metal los rumores sobre la previsible venta masiva de oro procedente de las reservas de bancos centrales, como el de Chipre y el cambio en sus políticas expansivas sugerido por la Fed en las actas de su última reunión.

Sin embargo, paralelamente, la actual tendencia bajista del metal precioso ha abierto otro debate entre los bancos centrales -que son poseedores de un 19% de las reservas de oro del mundo-, que se plantean ahora comprar más aprovechando su bajo precio.

Ver la noticia original en rtve.es

Parece que los inversores internacionales han encontrado buenas razones para comenzar a vender oro y a invertir su dinero en otro tipo de productos financieros, pero no hay que olvidar que el precio del oro ha subido de manera espectacular desde que comenzó la crisis en 2007, y tarde o temprano debería bajar su cotización.

De todas formas, en España se ha producido un incremento de compra de oro desde el año 2008 muy importante, aunque la cantidad invertida en oro por los españoles está muy por debajo de la invertida por países como Alemania o Francia.

No obstante, consideramos que el oro es y será un valor refugio a largo plazo, ya que en el caso de un hipotético colapso financiero a nivel mundial, el oro parece la única moneda de cambio que resistirá los vaivenes de una catástrofe económica de tal magnitud.

Desde el punto de vista de las familias que quieran diversificar sus ahorros, invertir en oro a largo plazo no es mala idea. El problema es decidir si el oro se compra físicamente y se guarda en casa o si se adquieren lingotes por Internet y se guardan en bancos especializados.

Existen varias empresas en el mundo que permiten comprar lingotes de oro online y que emiten un certificado que garantiza la propiedad de dichos lingotes, que quedan custodiados en bancos en Suiza o Inglaterra, por poner algunos ejemplos.

En el caso de que el mundo atraviese por una crisis financiera que lleve asociada una inflación galopante, es recomendable disponer de lingotes de oro lo más pequeños posible, para poder irlos cambiando por dinero según se vayan necesitando sin estar expuestos a la pérdida de poder adquisitivo del dinero por culpa de la inflación.

Esperemos que la economía mundial no se colapse y que no sea necesario recurrir al oro para poder salir adelante. De momento, bastante tenemos con la crisis que estamos padeciendo y de la que parece difícil predecir el final.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«