El Parlamento de Cataluña aprueba la declaración de soberaníaEl Parlamento de Cataluña aprobó el miércoles una declaración de soberanía que señala el comienzo de un viaje incierto hacia un referéndum sobre su independencia de España.

El Gobierno central del Partido Popular ha dicho que tratará de bloquear en los tribunales la celebración de un referéndum que considera no tiene cabida en la Constitución.

“De acuerdo con la voluntad mayoritaria, expresada democráticamente por parte del pueblo de Cataluña, el Parlament de Catalunya acuerda iniciar el proceso para hacer efectivo el ejercicio del derecho a decidir, de modo que los ciudadanos y las ciudadanas de Catalunya puedan decidir su futuro político colectivo”, dijo la resolución aprobada.

La propuesta obtuvo 85 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones. Los diputados del Partido Popular catalán abandonaron el hemiciclo en señal de protesta.

El creciente sentimiento separatista en Cataluña se ha convertido en un quebradero de cabeza para el Gobierno de Mariano Rajoy mientras lucha por aplazar un rescate internacional e impone impopulares recortes para cumplir el objetivo de déficit presupuestario impuesto desde Bruselas.

Convergencia i Unió y Esquerra Republicana de Catalunya firmaron el mes pasado un pacto con el que pretenden superar sus diferencias en asuntos económicos y sociales y desafiar a Madrid con la convocatoria de una consulta de secesión en 2014.

Ver la noticia original en es.noticias.yahoo.com

Los políticos separatistas catalanes han elegido el peor momento para poner en marcha sus sueños independentistas. España está padeciendo especialmente la crisis económica que atraviesan la mayoría de los países de la Unión Europea, y su empecinamiento en promover la separación de Cataluña de España sólo añade más leña al fuego.

¿Si usted fuera un inversor extranjero invertiría en un país que se pone manos a la obra para resquebrajarse? La respuesta es claramente no.

En un momento de la historia en el que la tendencia mayoritaria es a unir esfuerzos, a crear alianzas fuertes, los políticos separatistas catalanes se dedican justo a promover lo contrario, la secesión, la rutpura, el separatismo, hacer países más pequeños y débiles.

Lo que subyace en el fondo de este problema, aparte del sentimiento visceral del ser humano de exclusión, es un tema económico. Los catalanes llevan muchos años sacando rédito de su condición de llave de la gobernabilidad de España, obteniendo cada vez más prebendas, más autonomía. Y ha llegado un momento en el que ya no hay nada más que darles. Lo tienen prácticamente todo, menos un estado propio.

Por el bien de España y de los españoles, esperemos que el gobierno de España sepa utilizar la Ley con mayúsculas para detener la locura independentista de unos políticos pequeños y egoístas, a los que les da igual causar un terremoto político y social con tal de conseguir sus ambiciones personales.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«