El tenedor: Extraño juguete sexual

Nadie podría imaginar que los cubiertos pudieran ser utilizados como juguetes sexuales. Y es que, a pesar del dicho de “estás para mojar pan“, somos conscientes de que un cuchillo, y especialmente un tenedor, pueden hacer mucho daño.

Bueno, pues sí que hay una persona que ha dejado volar su imaginación hasta ese tipo de cotas tan inimaginables. Se trata de un señor de 70 años que jugaba a darse placer con un tenedor a modo de juguete sexual. El juego le ha salido caro, y los cirujanos todavía no dan crédito tras sacarle el objeto de la uretra. Afortunadamente, no hay que lamentar ningún daño.

Un hombre de 70 años de edad había llegado al hospital de Canberra, en Australia, después de haberse insertado en el pene (en la uretra), un tenedor de 10 centímetros con el objetivo de hallar placer sexual.

Además, antes de que acudiese a los servicios de emergencia con su miembro viril ensangrentado, el australiano confesó que hacía casi 12 horas que tenía el tenedor atascado dentro.

Así, los médicos, que podían palpar el utensilio desde fuera, realizaron una radiografía en la que se podía apreciar perfectamente la disposición del mismo en su interior.

De este modo, tras aplicarle anestesia general y abundante lubricante, procedieron a llevar a cabo la complicada maniobra para conseguir extraerlo satisfactoriamente.

El suceso causó tal sorpresa que varios doctores publicaron el acontecimiento en el ‘International Journal of Surgery Case Report’, una revista internacional que relata casos sorprendentes del mundo de la cirugía.

“La mente humana es más creativa y desinhibida de lo que uno podría afirmar”, aseguran los médicos, quienes también confirman que “la estimulación erótica a través de instrumentos insertados en la uretra ha existido desde tiempos inmemoriales y pese a su carácter inusual no es desconocido para los urólogos”. No obstante, reconocen la particularidad de este caso como todo un “desafío”, tal como recoge el diario británico ‘The Independent’.

Fuentes: Telecinco.es

Los sexólogos ingleses se están quedando boquiabiertos con el boom sexual que está causando en el país la novela Las sombras de Grey. Sin embargo,  si la historia y consejos eróticos de su protagonista ha despertado la libido y la apetencia de emociones nuevas por parte de sus seguidores, eso no es nada. Y es que en Australia, un hombre de 70 años ha logrado robar su atención a cualquier invento morboso que puedan vender en los sex shop.

No tuvo otra ocurrencia el anciano que introducirse un tenedor por la uretra. El invento, aunque original, no es nuevo, pues según los médicos, se practica desde años, lo que pasa es que si más personas han sufrido percances durante el juego, no se han atrevido a dar la cara, cosa totalmente comprensible.

Una vez más, nos avisan de que las tradiciones, no por legendarias son buenas, y debemos ser cautelosos si no queremos que, en la búsqueda del súper orgasmo, nos encontramos con la impotencia o con alguna enfermedad o lesión todavía peor. No hay que tentar a la suerte.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«