Eliminan tumores pulmonares en animales inhibiendo la proteína MYC

Investigadores del Instituto de Oncología Vall d’Hebron (VHIO) han conseguido eliminar tumores pulmonares en modelos animales inhibiendo la proteína Myc, considerada «núcleo del cáncer» y con ello la proteína u oncogén más temido por la comunidad científica. El logro más destacado del trabajo, que publica la revista Genes & Development, es que confirma que la inhibición de la citada proteína no tiene efectos secundarios, y «las células tumorales no generan resistencias», como sucede normalmente después de la administración repetida del tratamiento, tras periodos de descanso.

En declaraciones a Europa Press, la coordinadora del estudio, la italiana Laura Soucek, ha celebrado el hallazgo sin precedentes del estudio, que establece sin lugar a dudas que si se inhibe Myc «las células no pueden desarrollar resistencias, porque Myc no puede ser reemplazada». Los resultados confirman que los tratamientos anticancerígenos basados en la inhibición de Myc como una «vía terapéutica sólida y efectiva» para el desarrollo de nuevos fármacos y para todo tipo de tumores, ha destacado Soucek.

La proteína actúa como un gen regulador que controla la expresión de hasta el 15% de los genes humanos, y desajustes en ella provocan una proliferación celular descontrolada, lo que puede originar la aparición de cáncer en distintos tejidos. Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores han utilizado ratones con 200 tumores potenciales y con cáncer de pulmón -por ser el que más mortalidad causa- para situar a los científicos en «el peor de los escenarios», ha señalado la investigadora.

El trabajo ha utilizado una terapia llamada metronómica que consiste en la inhibición de la proteína mediante la activación de Omomyc durante cuatro semanas, seguidas de cuatro semanas de descanso. Tras el primer periodo de inhibición remitieron todos los tumores, pero volvieron a aparecer el 63% de ellos, y tras el segundo periodo de inhibición sólo reaparecieron el 11% de los iniciales, siendo «lo más importante el hecho de que no aparecieron señales de resistencia». Finalmente, en los ratones que fueron tratados con ocho episodios de inhibición y descanso, después de más de un año de tratamiento sólo se detectaron dos tumores, en los cuales se observó que había sido suprimida la expresión.

Ver la noticia original en abc.es

Esta es una gran noticia. Una noticia que llevamos mucho tiempo esperando los que hemos tenido familiares víctimas del cáncer. Y también los que no los han tenido, aunque es difícil encontrar alguna familia donde no haya miembros con cáncer o que hayan fallecido por causa de esta terrible enfermedad.

Esta noticia no es una más en cuanto a avances en la lucha contra el cáncer. No se trata de un remedio contra el cáncer de mama, o contra el cáncer de páncreas, por poner algunos ejemplos muy comunes. Se trata de un remedio que podría atacar al corazón de las células cancerígenas.

Se trata de un descubrimiento que podría llevar al desarrollo de fármacos que fueran capaces de evitar el desarrollo de todo tipo de cánceres y, por lo tanto, de salvar millones de vidas cada año.

Los autores del estudio piden financiación para desarrollar los fármacos que permitan copiar el modelo Omomyc que ha sido probado en los experimentos con animales. Esperamos que no les falten los fondos, porque los beneficiarios de este descubrimientos estarán en todas y cada una de las familias de este mundo.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«