"Esta vieja es peor que el tuerto", dijo el presidente de Uruguay refiriéndose a Cristina Kirchner

El Gobierno argentino transmitió hoy al de Uruguay su “profundo malestar” por las supuestas expresiones vertidas por el presidente uruguayo, José Mujica, sobre el ex mandatario Néstor Kirchner, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Mujica rechazó hoy “dar bola” a los medios que le atribuyen la frase “esta vieja es peor que el tuerto” en supuesta referencia a su homóloga de Argentina, Cristina Fernández, y su esposo fallecido, Néstor Kirchner, captada en audio fuera de micrófono en un acto público.

El canciller argentino, Héctor Timerman, entregó una carta al embajador de Uruguay en Buenos Aires, Guillermo Pomi, en la que el Ejecutivo de Cristina Fernández considera “inaceptables” y “denigrantes” los comentarios sobre el ya fallecido presidente de Argentina.

Dichos comentarios, “ofenden la memoria y la investidura de una persona fallecida, que no puede replicar ni defenderse”, dice la misiva, que recuerda que han sido realizados “por alguien a quien el doctor Kirchner consideraba su amigo”.

Respecto a la expresión empleada por el mandatario uruguayo para referirse a Fernández, el Gobierno señala en la carta que la presidenta argentina “no va a realizar comentario alguno sobre dichos agravios”.

Ver la noticia original en elmundo.es

Este tipo de incidentes son habituales entre los políticos, puesto que es muy normal tener una conversación que uno cree privada con un micrófono apagado, que después resulta que no estaba apagado.

Son muchos los casos que nos vienen a la memoria, como el famoso comentario que hizo el ex-presidente de Estados Unidos George Bush sobre un periodista al que tenía en muy poca estima en un acto de campaña electoral. Cuando saltó la noticia del comentario despectivo que hizo sobre el periodista, George Bush comentó que lamentaba que se hubiera escuchado su comentario, pero no lamentaba haberlo hecho.

También han sido famosas algunas meteduras de pata con micrófonos abiertos de Esperanza Aguirre, ex-presidenta de la comunidad de Madrid.

El comentario que hizo el presidente de Uruguay es especialmente doloroso, puesto que es un golpe bajo a la presidenta de un país hermano, como es Argentina. Es más doloroso aún cuando se sabe que Cristina Kishner consideraba a José Mujica un amigo.

Hay que reconocer que si las personas pudieran conocer los pensamientos de otras personas, se quedarían atónitas, puesto que es normal tener una buena relación con alguien y, sin embargo, tener algunas reservas sobre su comportamiento, su aspecto, etc.

En este caso no pensamos que el presidente de Uruguay tenga muy mal concepto de la presidenta Argentina. Simplemente utilizó un comentario “gracioso” para referirse a ella y lo acompañó de una crítica sobre su comportamiento político, basado en sus experiencias pasadas con ella.

A la mayoría de los españoles no nos cae demasiado simpática la señora Kishner, especialmente después de que nacionalizara de forma contraria a la ley internacional una empresa multinacional española como es Repsol, pero no podemos estar de acuerdo con la forma despectiva en la que el señor Mujica se refirió a ella.

El día que el ser humano desarrolle la capacidad de leer el pensamiento, nos vamos a tener que entrenar muy bien desde pequeños para que nuestros pensamientos no salgan de nuestra mente sin haber pasado antes un filtro paso bajo 🙂

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«