Aunque los temas del diablo son, sin duda, delicados para muchas personas, no todo el mundo parece tomarse en serio el asunto. En especial un grupo de adolescentes compuesto por Tess y Savannah Scherkenback y Brynne Larson, tres amazonas luchadoras que hacen exorcismos públicos subidas a un escenario. Para muchos no se trata más que de un espectáculo teatral, para ellas sin embargo, va más allá, se consideran exorcistas que vienen a batallar contra el mal aprovechando sus habilidades y los nuevos tiempos.  No en vano, el padre de una de ellas es predicador, y asegura haber hecho más de 15.000 exorcismos.

“Cuando alguien peca o hace o le hacen algo que permite que el demonio entre, eso se llama el derecho legal o la razón por la que está ahí”.

Las chicas fueron entrenadas por el padre de Brynne, el reverendo Bob Larson, quien asegura haber realizado más de 15.000 exorcismos en su país y varios otros lugares del mundo.

“Cada país tiene un tipo específico de demonio”, dice Tess, de 18 años, quien ama la música y la lectura.

“Los hechizos y las cosas que la gente lee en los libros de Harry Potter no son inventados, son hechizos reales. Esas son cosas que vinieron de los libros de brujería”, le explica Tess a la BBC.

Las adolescentes se ven a sí mismas como “luchadoras por la libertad”. Durante un exorcismo blanden cruces de plata y Biblias para enfrentar al supuesto demonio y obligarlo a volver al infierno.

Fuente: BBC

Y había quien tachaba a las “Aserejé” de satánicas. Los tiempos cambian, se adaptan y evolucionan. O no tanto. Pues como estas mismas adolescentes explican, el demonio sigue haciendo de las suyas porque, dos cosas, la primera, es que los demonios existen. Se llaman Abbadón y Jezabel, entre otros, porque hay muchos y diferentes. Y la segunda razón, porque estos seres malignos tienen un “derecho legal” a entrar en nosotros cuando pecamos, y también cuando nos hacen algo.

Por increíble que parezca, estas chicas, algo anormales para el siglo XXI, aunque en el buen sentido de la palabra, pues son estudiosas, tranquilas y deportistas, aseguran que son luchadoras que vienen a expulsar a los demonios de la sociedad. Amantes de Harry Potter, estábais en lo cierto, ya no sois unos frikis, simplemente iluminados, porque lo que cuenta la saga es verdad. La brujería, el demonio y los ritos siempre han existido.

Las exorcistas adolescentes, de quienes simplemente podríamos pensar tienen el coco comido por el reverendo Bob Larson, padre de Brynne, piensan que ellas, amantes de la equitación y las artes marciales, pueden conseguir que los demonios se manifiesten y expulsarlos del cuerpo, liberando a las personas de ellos. Porque, y en esto sí creo que estamos todos de acuerdo, hoy en día, la sociedad está llena de enfermos mentales que son llevados por sus propios demonios de la locura corrompidos por el vicio y la avaricia.

Y yo me pregunto, ¿Obedece esto a una era de contraataque a las pasadas generaciones de Marilyn Manson y compañía defensores de lo satánico? Puestos a elegir, me quedo con las exorcistas adolescentes, al menos tienen mejor aspecto.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«