Farmacias de Estados Unidos dejan de Vender Cigarrillos

CVS Pharmacy, cadena de farmacias de Estados Unidos, dejaron de vender cigarrillos en todas sus sucursales, ya que va en contra de la ética y de la razón de ser de la empresa. Si es una cadena de farmacias y están en pro de la salud, no es lógico que vendan cigarrillos que perjudican la salud de sus clientes. El cigarrillo es una de las principales causas de cáncer de pulmón, cáncer de labios y cáncer de garganta; además de ser adictivo, el tabaco produce riesgo de enfermedades cardiovasculares. Las estadísticas dicen que los fumadores viven alrededor de quince años menos que los no fumadores. La cantidad de dinero que mueve esta industria es de miles de millones de dólares. Por lo tanto, para CVS esta medida tiene que representar una reducción importante en sus ingresos. La compañía estima que dejará de ingresar alrededor de dos mil millones de dólares en sus 7600 tiendas.

“Terminar la venta de cigarrillos y productos de tabaco en CVS/pharmacy es lo que nosotros consideramos correcto hacer para nuestros clientes y nuestra compañía, ayudando así a la gente en el camino hacia una salud mejor”, declaró Larry J. Merlo, presidente y director ejecutivo de CVS Caremark, en un comunicado. “En palabras sencillas, la venta de productos del tabaco es inconsistente con nuestro propósito”.

Fuente: CNN

El aparente propósito de la compañía de ayudar a combatir el tabaquismo recibió la aprobación y halagos del presindente Barack Obama y de diversas Instituciones de Salud, ya que contribuye  a mejorar la Salud Pública. Sin embargo, este rechazo de CVS a vender cigarrillos no asegura la disminución en el consumo de tabaco, pues no son las únicas tiendas comerciales que los distribuyen, simplemente los consumidores cambiarán de proveedor.

Los consumidores y clientes de las farmacias CVS acostumbraban a comprar sus medicinas y, de paso, sus cigarrillos. De forma que ahora esos clientes se verán obligados a dejar de consumirlos o a adquirirlos en otro sitio.

Felicitaciones hipócritas por una sociedad consumista

Si de verdad los gobiernos desean luchar por mejorar la salud pública, ¿por qué no prohíben la expedición total de tabaco? A nadie se le escapa que la industria del tabaco mueve millones de dólares con sus ventas, perjudicando directamente a quienes fuman y, por extensión, a quienes inhalan su humo, que se convierten en fumadores pasivos.

Las campañas de prevención realizadas en varios países del mundo ayudan a combatir este vicio. Por ejemplo, la prohibición de consumir a menores de edad y la publicidad gráfica sobre las consecuencias médicas a largo plazo han ayudado mucho.

La prohibición de publicidad que promueva el consumo del tabaco es otro factor que ha ayudado a minimizar el número de nuevos fumadores. Hace unos años era común ver publicidad que animaba a consumir tabaco y que además inculcaba un estilo de vida amoldado a la industria tabaquera. Pero todas estas medidas no son suficientes. En los países latinoamericanos el consumo de cigarrillos empieza a los trece años, prácticamente han perjudicado la vida  y salud de millones de adolescentes.

La adicción al cigarrillo es difícil de abandonar, se necesita ayuda y las personas que intentan dejar el vicio, con frecuencia sufren recaídas. El tabaco no es menos perjudicial que otras drogas, por ahora lo mejor es inculcar desde casa a los niños que deben evitar su consumo a toda costa, con la esperanza de que las generaciones futuras se vean libres de esta lacra que es el tabaquismo, y de sus consecuencias nocivas para la salud.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«