Fecha FIFA, con un partido "santo" de dos colosos: Argentina e Italia

“Messidependencia”, es el adjetivo con el que se acusa a Argentina por la presencia de su astro en la selección, creyendo muchos que sin él, Argentina no lograría avanzar mucho hasta un objetivo que hace casi tres décadas están esperando: ganar por tercera vez la copa del mundo. En esa época la acusación era similar: la dependencia de Maradona. Al igual que al FC Barcelona en la recta final de la última UEFA Champions League, frente al FC Bayern München, muchos atribuyen a la ausencia de Messi el fracaso del equipo blaugrana en el último torneo de clubes europeos. La selección Argentina no ha sido ajena a esta misma crítica, y por eso muchos piensan que sin el rosarino, los albicelestes no podrían lograr grandes cosas. Pero derrotaron a Italia, en partido homenaje al Papa Francisco I.

Argentina, a pesar de la ausencia de su estrella Lionel Messi, venció (2-1) a Italia este miércoles en un partido amistoso disputado en el Estadio Olímpico de Roma en honor al papa Francisco.

Adelantó a Argentina Gonzalo Higuaín en el minuto 20 y amplió la ventaja Ever Banega en el 49. El gol italiano lo firmó Lorenzo Insigne en el 76.

El partido fue disputado en homenaje al papa Francisco, el primero latinoamericano, que no esconde su pasión por el fútbol, su indiscutible deporte favorito. Los dos capitanes, Gigi Buffon y Javier Mascherano plantaron en los prolegómenos del partido un olivo en su honor.

En ausencia de la ‘Pulga’, el hombre más destacado en el ataque albiceleste fue el extremo del Real Madrid Ángel Di María, que se convirtió en el mejor socio del trío de delanteros ‘100% italiano’: Higuaín (Nápoles), Rodrigo Palacio (Inter) y Erik Lamela (Roma).

Fue Higuaín el que abrió el marcador para el combinado sudamericano, tras rematar a gol una jugada en el borde del área (20).

Palacio estuvo cerca de ampliar la renta con un remate tras un pase de Di María (45), pero fue Banega el que amplió la brecha.

Ampliando diferencias.

El centrocampista del Valencia finalizó con un potente disparo cruzado desde la frontal del área un contragolpe albiceleste al poco de iniciarse la segunda parte (49).

Con el 2-0 en el marcador, el combinado albiceleste se relajó un poco, dejando que los locales se acercasen con peligro al arco de Mariano Andújar.

Así, en el minuto 77, Lorenzo Insigne redujo diferencias al anotar un precioso gol por la escuadra con un derechazo.

El seleccionador italiano Cesare Prandelli también tuvo una baja importante, el delantero del Milan Mario Balotelli.

Sin el explosivo atacante, el técnico optó por un centro del campo más poblado con cinco centrocampistas y en punta el italoargentino Pablo Osvaldo.

El mejor del entramado montado por Prandelli fue Antonio Candreva. Después de un comienzo tímido, el jugador del Lazio protagonizó peligrosas incursiones por la banda derecha y buenos centros a Claudio Marchisio (32) y Osvaldo (43).

La derrota ante Argentina no debería perturbar a Italia, que nunca ha brillado en los amistosos, y que en septiembre debe certificar su billete para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ en el doble enfrentamiento contra Bulgaria y República Checa.

La albiceleste, por su parte, suma otra victoria ante Italia, con la que no ha perdido desde hace 26 años. Primera del grupo sudamericano de clasificación para la cita brasileña del próximo año, en septiembre se verá las caras con Paraguay, última de la llave.

Fuente: Fifa.com

El partido que todo el mundo estaba esperando

Este 14 de agosto de 2013, un evento especial tomaría lugar por idea del técnico de la selección de Italia, Cesare Prandelli, que se conoce por su religiosidad: Italia, la sede mundial de la iglesia católica, recibiría en un partido de fútbol al país donde nació el máximo jerarca de esta institución, Argentina. El encuentro, además de su toque futbolístico, poseía un elemento peculiar: jugar en nombre del papa argentino, Jorge Bergoglio, Francisco I.

Este duelo tiene un toque especial: dos colosos del fútbol del planeta, que suman seis títulos mundiales entre ambos, junto con el ingrediente de ser la mayoría de argentinos descendientes de italianos, le da a este choque un carácter atractivo.

Sin embargo, los grandes referentes estuvieron ausentes por lesión: Mario Balotelli, estrella italiana del AC Milan, no participó del encuentro, al igual que Lionel Messi por el mismo motivo; el invitado principal, el papa Bergoglio, anunció que no estaría durante el encuentro celebrado en el Estadio Olímpico de Roma, aunque participó de una ceremonia en donde fue homenajeado por los jugadores de ambos bandos.

Dos estilos enfrentados en la cancha

Ya en la cancha, Argentina logró derrotar a la selección “azzurra”, 2-1. Gonzalo Higuaín y Éber Banega anotaron por los albicelestes, un gol en cada tiempo: 20’ y 49’. Por Italia descontó Lorenzo Insigne en el minuto 76’. Ambos goles argentinos, así como el italiano, estuvieron marcados por el virtuosismo: el primero en una jugada individual en la que Higuaín buscó el mejor ángulo de disparo; el segundo: un contragolpe letal con saque desde la puerta de Mariano Andújar. El gol de los locales fue un gran disparo que dejó sin opción al meta gaucho.

El planteamiento de Argentina, sin Messi, obligó a jugar con un doble cinco con Mascherano y Biglia, cuatro en el fondo, y con Di María e Higuaín en el ataque, ante una Italia que aún intenta, con su nuevo técnico, imprimir un estilo menos defensivo a su juego, que por años le ha caracterizado.

En otros amistosos de la fecha FIFA, Brasil cayó ante Suiza 1-0 con autogol de Dani Alves, Alemania empató a 3 con Paraguay, y Uruguay derrotó 4-2 a Japón, como encuentros sobresalientes; Inglaterra venció 3-2 a Escocia, España le ganó 2-0 a Ecuador en territorio suramericano, y Colombia que le ganó por la mínima diferencia a Serbia, entre otros compromisos amistosos.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«