Kate Middleton y el Príncipe GuillermoRecientemente el periódico irlandés Irish Daily Star publicó unas fotografías en topless de Kate Middleton, duquesa de Cambridge y heredera al Trono Británico. Las fotografías fueron distribuidas en primera instancia por la revista francesa Closer.

El reportaje consta de unas doscientas fotografías tomadas con un potente teleobjetivo, es decir, se trata de fotografías robadas, en las que se ve a Kate Middleton con el torso desnudo y un pequeño tanga.

El príncipe Guillermo ha declarado que emprenderá acciones legales contra la revista francesa que tomó las fotografías y contra cualquier medio de comunicación que las publique. El escándalo ya le ha costado el puesto a Michael O’Kane, director del Irish Daily Star.

Los personajes públicos deberían ser extremadamente cautelosos a la hora de desnudarse en público, aunque sea en un recinto privado, ya que los fotógrafos poseen equipos muy potentes y son capaces de hacer fotografías desde larga distancia, incluso desde el aire.

Por otro lado, está claro que los herederos a la corona de Inglaterra no estaban en un lugar público, sino que estaban tomando el sol en lo que ellos pensaban que era un entorno seguro.

En la sociedad de la información hay un eterno debate sobre los límites de la libertad de prensa y el derecho a la intimidad. En nuestra opinión la justicia en general es demasiado laxa a la hora de castigar violaciones de los derechos de las personas famosas.

En los casos en los que se demuestre que las fotografías han sido robadas a larga distancia, como sucede en esta ocasión, nos gustaría ver sentencias con sanciones económicas muy superiores al beneficio obtenido por la publicación de las fotografías. De esta forma se evitaría la publicación de fotografías robadas, pues ningún medio de comunicación se arriesgaría a sufrir sanciones millonarias.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«