No es más que un mito que las mujeres que viven con gatos están locas, aunque un mito a medias. Y es que vivir con gatos puede conducirte a la locura de verdad, pero a la locura de felicidad. Un gato es casi un terapeuta con múltiples facetas, y se comporta con nosotros como un psicólogo. Pero también hay psicólogos peligrosos y con malas artes que terminan volviendo al paciente más loco de lo que estaba en realidad, y si nos apuramos, esto puede suceder con nuestros mininos. Según expertos, los gatos no sólo aman a las mujeres, también las manipulan.

Los felinos son más inteligentes de lo que se cree, además de interactuar con sus dueñas, también pueden entenderlas e incluso manipularlas.

De acuerdo con Discoverynews, los gatos parecen recordar los favores y devolverlos después. El estudio precisó que son más propensos a corresponder a las necesidades de sus dueños si ellos han respondido previamente a las suyas.

El estudio también señala que, contrario a lo que muchos piensan, los gatos no son seres fríos a quienes sólo les importan sus dueños por el alimento que les proporcionan.

Fuente: BBC

Ya estoy harta. Hasta la coronilla de que los gatos de mala fama, y también de que las mujeres que amamos a los gatos seamos tildadas de locas y acusadas de solteronas locas. Pues ni lo uno, ni lo otro. Los gatos son seres sensaciones, inteligentes al máximo y extremadamente sensibles. Ahora bien, tan cariñosos como astutos, por su sabiduría no pueden permitir que el corazón se anteponga a la razón. Con esto es lógico su comportamiento, y es que ellos aman a sus dueños sí, pero también necesitan controlar la relación. ¿Tienes gatos? Pues sabrás quiénes mandan en casa. Ellos, por supuesto.

Gatos y mujeres tenemos mucho en común. Comenzando por nuestra inteligencia, nuestra independencia, y nuestra necesidad de ser no sólo queridas, sino por encima de todo, respetadas y mimadas. La mujer que no busque en lo más profundo que la traten como a una reina, está mintiendo. Todas tenemos ese anhelo secreto, aún cuando ni nosotras mismas lo sepamos. De ahí que tantas relaciones fracasen, y que se diga que nosotras las féminas somos tan complicadas.

Por esa regla, si aceptamos que las mujeres somos complicadas, y que gatos y mujeres nos llevamos tan bien, no queda por otra que reconocer a viva voz que los gatos son seres con una inteligencia prodigiosa, tanto que son los únicos capaces de entendernos y de satisfacer nuestros anhelos de cariño y de mimos. Pero, por si fuera poco, no lo hacen gratuitamente, ya que ellos también nos manipulan para no quedarse atrás en ser halagados con todos los mimos y caprichos gatunos posibles.

En resumen, dos conclusiones. Las mujeres que viven con gatos, no son solteronas, sólamente exigentes, autónomas y conocedoras de sí mismas que saben lo que valen. Y segundo, los gatos son más listos que todos nosotros juntos. Y para finalizar, quédense con la frase clave del estudio: los gatos tienen memoria y son agradecidos con quienes se portan bien con ellos, y ariscos con quienes no lo hacen. ¿Qué harías tú?


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«