Google Glass permitirá controlar los electrodomésticos de la casa

Hasta ahora la mayoría de imágenes y vídeos que se han podido ver con Google Glass en funcionamiento se mostraban en exteriores, establecimientos y lugares públicos. Esto ha hecho que se inicie un debate en diversos ámbitos sobre sus posibles daños a la privacidad. Pero ¿cómo podría usarse este dispositivo en relación con nuestros propios hogares?

Una patente de Google que acaba de ser validada en la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU arroja algo de luz sobre el asunto. En las imágenes adjuntas a esta comprobamos cuáles podrían ser sus usos prácticos. Glass podría vincularse con algunos electrodomésticos de nuestra casa, como la nevera, o la puerta del garaje. Las gafas servirían como controlador para conseguir hogares conectados.

Según esta tecnología, cualquier aparato que entre dentro del alcance de Glass aparecería superpuesto en la pantalla y los usuarios podrán acceder a toda la información sobre el mismo. Además, visualizarían en el caso de poder interactuar con el electrodoméstico se visualizaría una interfaz con las funciones posibles.

Ver la noticia original en itespresso.es

Google lleva más de año y medio trabajando en su proyecto Google Glass, y seguramente cada día que pasa encuentran más aplicaciones a su nuevo invento.

En este artículo queda de manifiesto que los ingenieros de Google se han dado cuenta de que con las Google Glass se podrían controlar los electrodomésticos de la casa. Las posibilidades son enormes, ya que se podrían controlar todos los dispositivos electrónicos con el interface adecuado, que podría ser Wifi por ejemplo.

Se podría controlar el ordenador, el teléfono móvil, la tableta, el televisor, la lavadora, el frigorífico, el lavavajillas, el equipo de música, el robot de limpieza, las luces de la casa, las persianas eléctricas,  etc.

Uno de los problemas con los que tendrán que lidiar en Google es con el tema de la seguridad. No nos gustaría nada que un vecino con las Google Glass tuviera el control de todos nuestros aparatos domésticos.

No nos extraña nada que haya voces en Internet que se oponen a Google Glass incluso mucho antes de su lanzamiento a nivel mundial.

Está muy claro que Google Glass no va a ser un gadget más. Cuando se ponga a la venta, aparte de que seguramente será un éxito rotundo, la controversia que generará por el asunto de la privacidad le dará una publicidad gratuita que hará que sus ventas sean aún mayores.

Probablemente habrá que cambiar la legislación en muchos países por culpa de estas gafas de realidad aumentada. A este respecto no tenemos ninguna crítica que hacer. Las leyes deben adaptarse a los tiempos que corren, y en el caso de Google Glass, seguro que provocarán cambios legislativos en muchos países.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«