Google y las lentes que miden la glucosa

Google se ha convertido en genio de la tecnología y está avanzando en el diseño de dispositivos que den servicio a la medicina. Lo último que ha inventado son unas lentes que miden la glucosa. Sus destinatarios son los diabéticos, que podrán medir su glucosa por medio de sus lágrimas. Un método que viene a revolucionar el modo habitual de controlarse la necesidad de insulina  y vienen a hacer la vida más fácil a estos enfermos. Por lo pronto, se acabaron los pinchazos. Un sensor mide la glucosa, y una luz avisa si los niveles han sobrepasado los límites saludables.

“Esperamos que algún día esto pueda llevar a que las personas con diabetes manejen la enfermedad de una forma nueva”.

Según la Federación Internacional de Diabetes, una de cada diez personas en todo el mundo sufrirá esta enfermedad para 2035.

Las personas que padecen de diabetes necesitan monitorear los niveles de glucosa con regularidad, pues repentinos repuntes o caídas pueden ser peligrosos. Actualmente, la mayoría de los diabéticos lo hacen con pruebas de gotas de sangre.

Google asegura que el prototipo de lente que está probando podría dar una lectura cada segundo.

Fuente: BBC

Pienso especialmente en los niños, a quienes este invento, sin lugar a dudas, vendrá a hacer su vida mucho fácil, e incluso atractiva. No debe ser fácil para un niño padecer diabetes, y es que, si bien aprendiendo a controlarla puede llevar una vida, más o menos normal. No es plato de buen gusto para nadie, que te limiten o te impongan restricciones a la dieta, sobre todo cuando eres pequeño, y te invitan a relacionarte mediante la alimentación, las golosinas forman parte de nuestra cultura de convivencia.

Las lentes avisarían  si la glucosa se descontrola

Estos niños, a partir de ahora, con las lentes que miden la glucosa, podrán jugar a ser seres tecnológicos. Como antaño soñábamos con ser súper gadget u otros héroes que, su diferencia les convertía en personajes fabulosos. Y si duro es tener que controlar la dieta, o cuidar de que no te de una subida o bajada de azúcar, ni qué decir tiene de la pesadilla que supone pasar la vida sintiendo el pinchazo de las agujas.

Pero no sólo los niños, aunque sean los más débiles, podrán mejorar su vida con las lentes que miden la glucosa. Los ancianos, eternos despistados, tendrán un chivato que les mostrará que su salud está en peligro si los niveles de glucosa comienzan a oscilar. No en vano, la diabetes prolifera en una sociedad como la actual, donde apenas se cuida la alimentación y los elementos nocivos están escondidos en muchos de los alimentos que tomamos, sin darnos cuenta.

Para 2035, una de cada diez personas será diabética. Por suerte, para entonces, quizá existe cura a la enfermedad. O por lo menos, tendremos, si es que nada se tuerce, estas lentes que miden la glucosa. Grande Google, hecho santo no sólo por chivarnos las respuestas a nuestras cuestiones a modo de enciclopedia, sino más por los avances que nos trae para la ciencia.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«