La locura siempre ha sido un mal que ha impresionado mucho, tanto a familiares de enfermos, como a la sociedad e incluso a los científicos. Tanto así que todavía hoy continúa siendo un misterio para la ciencia que tratan de descifrar para encontrarle cura. Remedios se han intentado y buscado hasta la saciedad sin demasiado éxito. Sin embargo, para los países más desarrollados, el camino al fin de la locura que, al menos, nos parece más cerca, asistimos todavía con estupor a los remedios ancestrales de algunas sociedades. De entre los múltiples talismanes para vencerla, existe por ejemplo, el de las hienas contra la locura.

Somalia tiene una de las tasas más altas de enfermedades mentales en el mundo y con un sistema de salud devastado por años de guerra, la mayoría de los enfermos no reciben ayuda médica. Muchos son encadenados a los árboles o en casa. Algunos incluso están encerrados en jaulas con hienas. Pero un hombre está tratando de cambiar todo eso.

“Hay una creencia en el país de que las hienas pueden verlo todo, incluyendo a los malos espíritus que la gente cree que causan enfermedades mentales”, le explica a la BBC Hab.

“En Mogadiscio, se ven hienas que han sido traídas del campo y familias que pagan US$560 para que su ser querido sea encerrado durante toda la noche en una habitación con el animal”.

Fuente: BBC

La locura siempre inspira temor, un miedo irreparable, y con razón. De no existir la locura, las sociedades serían prácticamente perfectas. Los Estados ahorrarían un cantidad de dinero impresionante, ya que es la locura y los trastornos mentales los causantes de que existan delitos, enfrentamientos, accidentes y la inmensa mayoría de los problemas han surgido precisamente provocados por la irracionalidad de un cerebro enfermo. ¡Qué felices seríamos si no existieran las cárceles!. En el fondo de todo asesino, violador, secuestrador y agresor, se encuentra un trastorno mental.

Afortunadamente, contamos con medicamentos que intentan paliar, en la medida de sus posibilidades, los males de la mente. Todos estamos expuestos a tener un momento de enajenación mental y, dependiendo de las circunstancias, ese momento, puede acarrear resultados fatales. Por esto, desde la antiguedad, desde siempre se ha investigado sin descanso en el funcionamiento del cerebro. Nuestro auténtico tesoro para la humanidad, no sería encontrar la fuente de la eterna juventud, ni la de la belleza, ni aún la vida eterna. Sino la prevención del mal de cabeza.

Ya asustaba a filósofos el tema. Y pese a los estudios incansables, aún no hay solución. Asistimos atónitos a uno de esos remedios, vamos a llamarles “mágicos”, para expulsar los demonios de una persona. En Somalia, la terapia, que obviamente nos parece inhumana, es encadenar al enfermo junto a unas hienas. Las hienas contra la locura, se basan en que dichos animales tienen poder para ver lo que hay en nuestro interior. Y no lo dudamos. No dudamos del poder e inteligencia infinita de los animales. A excepción de uno: el humano.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«