Atentado al Banco de la Reserva Federal en Nueva YorkUn ciudadano de Bangladesh de 21 años de edad llamado  Quazi Mohammad Rezwanul Ahsan Nafis fue detenido ayer por el FBI como autor de un intento de atentado con bomba contra el Banco de la Reserva Federal en la ciudad de Nueva York. El FBI asegura a los ciudadanos que el edificio ha estado fuera de peligro en todo momento.

El terrorista viajó a los Estados Unidos en Enero de 2012 con el firme propósito de realizar un gran atentado terrorista en suelo estadounidense.

Inicialmente Nafis provocó el interés de las autoridades porque publicó en Internet comentarios a favor de Al Qaeda y en favor de la Yihad.

Una vez instalado en el barrio de Queens en Nueva York, Nafis comenzó a contactar con varios simpatizantes de Al Qaeda, uno de los cuales era un confidente del FBI y otro era un agente encubierto del FBI.

Éste último fue el que le facilitó al terrorista más de 450 kilos de lo que Nafis pensaba que era un explosivo de alta potencia. Lo que recibió en realidad fueron cientos de kilos de una sustancia no explosiva, previamente manipulada por el FBI.

Durante la planificación del atentado, Nafis realizó la selección del objetivo, realizó las tareas de vigilancia en el sitio donde realizaría el atentado, incluso compró y preparó los materiales necesarios para activar y detonar los explosivos a distancia. Claramente este terrorista tuvo una gran determinación a la hora de cometer un gran atentado con repercusiòn mundial.

El día del atentado, Nafis colocó una furgoneta cargada con los explosivos falsos que le suministró el FBI enfrente del Banco de la Reserva Federal en Nueva York, situado al sur de Manhattan. Después se alojó en un hotel cercano al lugar del atentado y desde allí intentó hacer estallar la furgoneta por control remoto. Lo intentó varias veces, ya que la explosión no se producía.

Después de permitir que el terrorista realizara varios intentos, el FBI procedió a su detención.

Nafis había preparado una declaración escrita para hacerla pública después del atentado, en la que manifestaba que deseaba destruir los Estados Unidos, y que para ello había decidido atacar a su economía. En dicha declaración hacía referencia a la muerte de su amado Osama Bin Laden como justificación por las posibles víctimas inocentes que su antentado hubiera provocado. Además de la declaración por escrito, Nafis había preparado un vídeo en el que se declaraba autor del atentado.

En este caso, las autoridades de los Estados Unidos han tenido mucha suerte al haber sospechado de Nafis desde un principio y al haber hecho un seguimiento de sus actividades en suelo norteamericano.

Lo cierto es que el FBI tiene una difícil labor por delante, pues si son varios los terroristas que intentan una acción mortal como la que planeaba Nafis, puede que las autoridades no sean capaces de neutralizarlas todas. Con una que escape a su control la tragedia se convertirá en una realidad.

Como muestra, lo que sucedió en 11 de Septiembre de 2001 con el atentado a las Torres Gemelas en Nueva York, aunque por aquella época los controles anti-terroristas eran mucho más relajados que los que se realizan actualmente, sobre todo en Estados Unidos.

Esperemos por el bien de todos que la gente se dedique a vivir, a disfrutar de sus familias, a buscar un trabajo digno, en lugar de consagrar sus vidas a destruir las vidas de otras personas.

Estamos en el siglo XXI, pero no estamos demasiado lejos de la Edad Media en cuanto a violencia se refiere. Ahora la violencia es más evidente, más contundente que en aquella época, pero está claro que el desarrollo social y tecnológico que la humanidad ha experimentado en los últimos 500 años no ha ido acompañado de un desarrollo moral que haga que los seres humanos cuidemos unos de otros en lugar de buscar la mejor manera de acabar con la vida.

Qué bonito sería que el cambio de ciclo que vieron los Mayas hace cientos de años y que está previsto para el 21 de Diciembre de 2012 no fuese el fin de la humanidad, sino una nueva era en la que los seres humanos estuviéramos moralmente y espiritualmente varios escalones por encima de lo que estamos actualmente.

 

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«