Jaime Algersuari no tendrá volante en la Fórmula 1 en 2013El piloto español Jaime Algersuari ha querido mostrar su enfado por no poder disputar la próxima temporada el Mundial de Fórmula 1 y ha asegurado, a través de un comunicado que la Fórmula 1 “se ha convertido en una subasta”.

“He esperado con fe y anhelo que el valor de mi trayectoria deportiva y los compromisos verbales que había recibido se concretaran con mi regreso a la F1 en 2013. No ha sido así. Los que se comprometieron me han dado razones que tengo que aceptar pero que no comparto de ningún modo. La F1 se ha convertido en una subasta”, indicó el piloto catalán.

Algersuari tenía esperanzas de volver a subirse en un Fórmula 1 en 2013. “Nunca imaginé que después de la incomprensible decisión de Red Bull de no contar conmigo en 2012, tras haber hecho mi mejor campaña deportiva en F1, tendría que luchar tanto fuera de la pista para finalmente asumir que en 2013 no estaré en F1”, declaró.

“Os aseguro a todos que he estado convencido la mayor parte de la temporada 2012 de F1 de que mi asiento estaba asegurado en un equipo que puntúa habitualmente. Así me lo hicieron saber y así lo asumí como cierto. En razón a esta convicción he dejado pasar oportunidades en otros campeonatos”, añadió.

Pese a todo, el catalán continúa con esperanzas de volver. “Soy plenamente consciente del trabajazo que hicimos tanto yo como Buemi y de la calidad de los dos, sólo sueño en conducir un coche que me permita competir al mismo nivel del ‘Top 5’. Jugaré mis cartas lo mejor que sepa apostando por el talento, la experiencia y mi historial, nada más…”, expresó.

Ver la noticia original en europapress.es

La Fórmula 1 es un circo en el que el dinero manda y tienen más importancia los temas políticos que el talento o los méritos. El caso de Jaime Algersuari es un claro ejemplo de que ser buen piloto no te garantiza tener una plaza en la Fórmula 1.

Después de una buena campaña en 2011 el jefe del equipo Toro Rosso decidió prescindir de sus dos pilotos, que sacaron buen provecho de los mediocres coches que la escudería puso a su disposición, para contratar a dos nuevos pilotos, con muy poca experiencia. Está claro que la decisión no se tomó basándose en los méritos deportivos. Fue una decisión política.

Un equipo de los que en algunos grandes premios ronda las primeras posiciones, se rumorea que Forece India, se comprometió verbalmente con Jaime Algersuari para darle un volante en la temporada de F1 en 2013, pero parece que le han fallado.

Desde aquí deseamos lo mejor a Jaime. Estamos seguros de que el día que consiga un coche competitivo dará muchas alegrías a la afición española.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«