La cuarta parte de los europeos tendrá más de 65 años en 2050

La esperanza de vida está aumentando en toda Europa, de hecho se prevé que en el año 2050 las personas mayores de 65 años representarán más del 25% de la población, según el informe de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que publica sobre el continente cada tres años.

El informe, que hace referencia a 53 países y casi 900 millones de personas, revela por tanto que las personas están viviendo vidas más largas y saludables, aunque las estadísticas de salud muestran las desigualdades dentro y entre los países.

Los datos son claros, la esperanza de vida ha ido aumentando en 5 años desde 1980 hasta llegar a 76 años en 2010. “Esto es debió principalmente a la disminución de ciertas causas de muerte y los esfuerzos para abordar los factores de riesgo y las condiciones socioeconómicas”, muestra.

“La región europea está experimentando cambios importantes que están dando forma a las prioridades de salud y las necesidades de prevención y atención en el futuro. Las tendencias identificadas en este informe nos ayudará a anticipar algunos de los retos a los que Europa se enfrenta y se enfrentará en el futuro”, señala Zsuzsanna Jakab, directora regional para Europa de la organización.

“Hay desigualdades persistentes y generalizadas en materia de salud en toda Europa, que en algunos casos están empeorando. Estas son innecesarias e injustas y deben ser una prioridad para nosotros para hacer frente colectivamente”, añade.

Por ejemplo, la esperanza de vida para las mujeres alcanzó un promedio de 80 años en 2010, mientras que para los hombres fue de 72,5 años, lo que se explica por las diferencias en el estilo de vida y las diferencias.

El informe presenta un continuo descenso en la mortalidad general, aunque las tasas varían considerablemente siendo más alta en Europa oriental y más baja en los países occidentales. Las enfermedades no transmisibles representan la mayor proporción de muertes, siendo de un 80%. Las enfermedades del sistema circulatorio (cardiopatía isquémica, ictus, etc) representan casi el 50% de todas las muertes, seguido por el cáncer, que causa aproximadamente el 20% de las muertes.

Ver la noticia original en europapress.es

El fenómeno del envejecimiento de la población es inevitable. Hay dos factores que contribuyen decisivamente a este hecho, y ambos irán empeorando con el tiempo.

El primer factor es el del progresivo aumento de  la longevidad de las personas. Los avances de la medicina por un lado, y la mayor información sobre hábitos de vida y alimentación saludables por otro, son elementos claves para que las personas que viven en el llamado primer mundo, lleguen con facilidad a los 80 años de edad.

El segundo factor es el de la baja natalidad en los países desarrollados. Las causas de este problema son varias, pero principalmente hay que achacar la disminución de nacimientos al hecho de que las mujeres están más integradas en el mundo laboral que antaño, y también la crisis económica, que no permite alegrías a las parejas a la hora de traer niños al mundo.

Es previsible que ambos factores empeoren con el paso del tiempo. Los avances en la medicina, sobre todo en lo que respecta a las terapias con células madre, conseguirán que nuestros hijos lleguen sin problemas a los cien años de edad. Dentro de 50 años puede que incluso se llegue a los 130 años en condiciones razonablemente buenas.

En cuanto a los índices de natalidad, nada hace prever que en el futuro mejoren las estadísticas de nacimientos en el primer mundo. Con el aumento de la esperanza de vida, los divorcios ya no son la excepción, sino que son la norma y las parejas saben que cuando hay niños de por medio,  los problemas al divorciarse se multiplican exponencialmente. Por otro lado, la crisis económica no parece que vaya a desaparecer de la noche a la mañana. Más bien se intuye que se instalará en muchos países durante muchos años.

Con todos estos condicionantes, podemos esperar sin temor a equivocarnos que la sociedad del futuro será una sociedad de “personas mayores”, a no ser que haya algún milagro que cambie el rumbo de nuestra sociedad, cosa que no parece probable que suceda.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«