La falta de privacidad en Facebook afecta a su creador

Podría parecer digno de una comedia, pero lo cierto es que, aunque de mal gusto, esta broma que no lo fue tanto, es posible que haya hecho sacar de sus casillas a Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, cuando un hácker decidió violar su propio muro. Y encima, con sorna y es que le saludó con un simpático ” Querido Zuckerberg, siento violar la privacidad de tu muro de Facebook“.  El autor de la inocentada, es un experto en seguridad despechado porque la plataforma no le premió cuando alertó de un fallo de seguridad por el cual, cualquier persona podía comentar en el muro de otro usuario aunque no fuese su amigo. La venganza se sirve en plato frío.

“Un experto en seguridad ha publicado un comentario en el muro del mismísimo Mark Zuckerberg explicándole la existencia de un fallo de seguridad en Facebook.

El hacker, llamado Khalil Shreateh, ha demostrado una vulnerabilidad en la red social que permite publicar comentarios en el muro de otros usuarios. Pero no es la primera vez que lo hace.

Este usuario descubrió hace tiempo un bug que permitía a cualquiera publicar contenidos en el muro de otra persona aunque no estuviese agregada como amigo, y lo mejor de todo es que se lo comunicó a Facebook, que cuenta con un programa para recompensar hasta con 500 dólares a aquellos que alerten de errores”.

Fuente: Elconfidencial.com 

Célebre es el refrán que asegura que “Quién la sigue, la consigue“, y esto es verdad aunque para ello sea propio el no escatimar en recursos. Y esto precisamente es lo que hizo un experto en seguridad, llamado Khalil Shreateh. Los háckers, pese a su mala y temida fama,  se benefician de ella porque las propias empresas de tecnologías e informáticas del mundo se disputan sus servicios.

Posibles ataques

No hay nada como tener al enemigo en casa.  Las utilidades de un hácker son infinitas, por un lado, te ayudan a comprobar que tu sistema carece de fallos de seguridad y que ni el  mejor de los piratas informáticos podrá atacarlo. Pero también, claro está, puede resultar útil en otros menesteres, como el de obtener datos ajenos o sabotear a la competencia. En cualquier, para obtener la fortuna de ser contratado o, en este caso, premiado por una gran empresa, necesitas antes llamar su atención.

Sin duda, Shreateh ha conseguido captar la atención de Mark Zuckerberg y sus hombres, aunque le haya costado lo suyo llegar hasta él. Eso sí, con educación en todo momento y es que el mensaje no podía tener mejores modales: “Querido Mark Zuckerberg….y a continuación, la disculpa. No en vano, sus esfuerzos le sirvieron de mucho, y es que eran 500 dólares, los que estaban en juego. Es decir, la recompensa que Facebook ofrecía a quienes colaborasen para detectar fallos de seguridad.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«