La finlandesa Nokia se alía con la americana Apple para atacar a la surcoreana Samsung

A la batalla que viven Samsung y Apple se ha unido un nuevo aliado, Nokia. La compañía finlandesa se ha unido a Apple para poder luchar contra la compañía surcoreana Samsung.

La batalla entre Apple y Samsung por infracción de patentes tanto de diseño como de tecnología continúa. Ambas compañías han conseguido ganar algunas demandas en ciertos países, como por ejemplo Apple que consiguió 1.050 millones de dólares (784 millones de euros) en un tribunal de California, aunque la jueza del distrito de San Jose (California), Lucy Koh, rechazó la petición de Apple para que se prohibiera permanente la venta de los dispositivos de Samsung que infringían esas patentes.

Pero esta pelea ha dado un nuevo giro cuando Nokia ha decidido apoyar a Apple en su guerra contra Samsung. Tanto Apple como Samsung contaban con un plazo, hasta el 19 de febrero, en el que debían entregar un ‘amicus curiae’.

Se trata de un documento presentado por un tercero que no esté involucrado en el caso directamente y que exprese su opinión sobre el aspecto del juicio. Y en este juicio, Nokia ha sido quien ha decidido presentar este documento a favor de Apple, aunque pidió que se le diera un plazo de 14 días más.

Por ahora, el documento está entregado en el distrito federal de Washington y permanece aún sellado. Un portavoz de Nokia aseguraba, según la web actualidad iPhone, que “recientemente, desde Nokia han estado involucrados en numerosas demandas relacionadas con patentes en Estados Unidos, tanto como demandante, como demandados”.

Ver la noticia original en europapress.es

Las batallas por las patentes entre fabricantes de tecnología en general, y entre fabricantes de teléfonos inteligentes o smartphones en particular, no van a dejar de proliferar como las setas.

La razón es bien simple. En el sector de la alta tecnología de consumo, el que da primero da dos veces, y el que saca primero un producto revolucionario, acapara gran parte del mercado.

Por esa razón, algunos fabricantes prefieren “copiar” ilegalmente las patentes de otros fabricantes e incorporarlas a sus productos, antes que tener que desarrollar la tecnología necesaria, lo que conlleva tiempo y dinero.

El dinero no es el problema en este caso, porque la violación de patentes cuesta dinero, y mucho a la larga. El problema es el tiempo. Los grandes fabricantes prefieren infringir ciertas normas de copyright y arriesgarse a una demanda, a cambio de sacar sus productos al mercado lo antes posible.

En muchos casos les sale rentable esta estrategia, aunque las multas sean altas, puesto que sus ventas a nivel mundial son enormes, como es el caso de Samsung y Apple.

Hay otra circunstancia que complica las cosas aún más, y no es otra que las distintas leyes que rigen en los distintos países donde estos fabricantes venden sus productos. Su lucha encarnizada por defender sus patentes la tienen que plantear país por país, con resultados muy distintos según el caso.

Lo más interesante de este tema es que no estamos ante una empresa transgresora y otra víctima de plagio. El caso es que las empresas se interponen demandas mutuas, que ganan a veces unas y otras veces las otras.

En definitiva, aquí no hay nadie que sea trigo limpio. Detrás de toda esta lucha está el dominio del mercado y, por tanto, el dinero. Mientras salga más barato pagar abogados y pagar indemnizaciones por plagio que el beneficio que se obtiene por las ventas utilizando ilegalmente las patentes de otros fabricantes, esta lucha no tendrá fin.

En cuanto a Nokia, que se ha metido en medio de esta lucha de gigantes, no tenemos muy clara la razón de que se haya decantado por uno de los fabricantes, Apple, para ir contra el otro, Samsung.

Quizás sea porque hasta hace dos o tres años Nokia era el líder indiscutible en el mundo de los teléfonos móviles inteligentes, y en un plazo de tiempo muy corto ha perdido su trono en favor de Samsung, pero también de Apple.

Su alianza con Microsoft, forzada por las circunstancias, todavía no está claro si será beneficiosa para la compañía finlandesa, pero de momento, ya tiene un frente abierto adicional al ponerse claramente en contra de Samsung. Ya veremo cómo acaba esta historia de lucha entre gigantes tecnológicos.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«