La Nasa certifica que Marte reunió en el pasado las condiciones para la vida microbiana

Marte tuvo en un pasado remoto las condiciones suficientes para sustentar una vida tal como la entendemos en la Tierra. Así lo anunció ayer la NASA al presentar los resultados del análisis efectuado a una roca recogida por el robot ‘Curiosity’ en la zona conocida como Bahía Yellowknife, lo que parece un antiguo arroyo o pequeño lago dentro del cráter Gale. “Marte pudo albergar microbios vivos“, dijo tajante Michael Meyer, científico jefe de la misión. El hallazgo no presupone que hubiera vida, pero las posibilidades crecen ahora exponencialmente.

Que Marte tuvo en un pasado agua e incluso que fluyó en abundancia por su superficie era ya algo sabido y sustentado con numerosas pruebas, pero ahora los científicos de la NASA están convencidos de que esa agua era potable para que los microorganismos pudieran desarrollarse en ella. No era un medio ácido, sino de pH neutro o ligeramente alcalino, y además tampoco era particularmente salado. “Una cuestión fundamental de la misión era conseguir información acerca de si Marte habría tenido en un pasado un ambiente habitable. Ahora sabemos que la respuesta es sí”, añadió Meyer, rodeado de todo el equipo de la misión.

Abundantes arcillas

Para estudiar la roca, los científicos pusieron a trabajar dos de los aparatos del ‘Curiosity’, SAM y CheMin. El análisis identificó concretamente azufre, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono, todos ellos elementos esenciales para la vida. El 20% de las muestras, además, resultaron ser minerales arcillosos, lo que significa que solo se pudieron formar en presencia de agua líquida.

Los datos indican que el ambiente de Yellowknife “podría haber proporcionado la energía química y otras condiciones favorables para los microbios”, subrayó la NASA en un comunicado. La roca se compone de “grano fino que contiene minerales de arcilla, minerales de sulfato y otros productos químicos”, añade. Este ambiente húmedo, a diferencia de otros en el mismo Marte, no es ácido ni muy salado.

Ver la noticia original en elperiodico.com

Ayer pudimos ver en televisión cómo se abrazaban jubilosos los científicos que hacen el seguimiento de las misiones del Curiosity, y eso que lo único que han comprobado es que hay rocas arcillosas en Marte cuya formación y composición consideran que sólo es posible en presencia de agua no ácida, lo que unido a los minerales hallados en la roca, presupone que hace mucho tiempo hubo en Marte condiciones óptimas para el desarrollo de la vida, tal y como la conocemos en la Tierra.

Desde nuestro punto de vista, la vida es un fenómeno imparable cuando se dan las condiciones adecuadas. El planeta Tierra es una muestra de esta aseveración. Estamos acostumbrados a ver vida animal y vegetal por todas partes en nuestro planeta, donde el tiempo es razonablemente benigno y el agua abunda.

Pero también se ha encontrado vida en lugares que a priori parecen imposibles, como es el caso de los organismos llamados extremófilos, que proliferan en las profundidades marinas, en fumarolas volcánicas que están a más de 80 grados centígrados, o en charcas de agua extremadamente ácida, como es el caso de Río Tinto en Huelva, España.

Una vez comprobado que la vida prolifera en cuanto hay agua, incluso en condiciones extremas, sólo hay que hacer algunos cálculos sencillos para comprobar el número de planetas con condiciones similares que debe haber en el universo, o según reconocen algunos científicos de renombre, en los posibles multiversos o universos paralelos que pueden existir.

El número de planetas en el universo conocido, con condiciones para albergar vida según la conocemos, se estima en miles de millones. Por tanto, es razonable pensar que la vida no es una excepción del planeta Tierra, sino algo mucho más extendido. El problema es que las distancias en el universo son tan grandes que la probabilidad de que encontremos vida, inteligente o no, con el estado en que se encuentra nuestra tecnología, es mínima. Por eso los científicos se vuelven locos de alegría con la posibilidad de que en Marte pudiera haber habido bacterias hace miles de años.

Nos gustaría conocer vuestra opinión a este respecto. ¿Pensáis que hay vida en el universo, aparte de la de la Tierra? ¿Pensáis que es vida inteligente, o sólo vida microscópica?


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«