La nave SpaceShip Two de Virgin Galactic realiza su primera prueba de vuelo

El SpaceShip Two, la primera nave espacial construida para llevar a turistas al espacio, completó este lunes con éxito su primer vuelo con el fin de probar su motor y podría estar lista para salir al espacio a fines de año, informó la empresa Virgin Galactic.

Durante el vuelo de diez minutos el SpaceShip Two rompió la barrera del sonido y alcanzó una velocidad de 1,2 mach.

“El primer vuelo a motor de Virgin Spaceship Enterprise fue sin ninguna duda nuestro vuelo de prueba más importante hasta la fecha”, dijo el fundador de Virgin Galactic, sir Richard Branson.

“El éxito supersónico de hoy da inicio al camino para una rápida expansión” de los vuelos espaciales, “con un objetivo muy realista de realizar viajes al espacio para fin de año”.

La aeronave está diseñada para vuelos suborbitales con una tripulación de dos miembros y seis pasajeros, que experimentarán la ingravidez y podrán observar a la Tierra desde la oscuridad del espacio.

El SpaceShip Two fue lanzado hoy desde una aeronave portadora desde una altura de 14.300 metros y encendió sus motores durante 16 segundos, antes de aterrizar en la base de Virgin Galactic en el desierto de Mojave en el sur de California.

Ver la noticia original en lavanguardia.com

El señor Richard Branson es un auténtico visionario. Sus múltiples y rentables negocios le permiten abordar empresas que sólo están al alcance de las mayores fortunas del mundo.

En el caso del proyecto patrocinado por su empresa Virgin Galactic, de llevar turistas a la estratosfera, no sólo se trata de un proyecto muy ambicioso, sino también muy rentable. No en vano, Branson lleva invertidos unos 350 millones de dólares en este proyecto y ya tiene depósitos de clientes potenciales por un importe de 70 millones de dólares.

Aunque estos viajes no estarán al alcance de todos los bolsillos, por lo menos en los primeros años, puede que a medida que pase el tiempo los precios se hagan más asequibles y muchos millones de personas podrán viajar fuera de la atmósfera terrestre al menos una vez en la vida, en alguna ocasión única como podría ser una boda por ejemplo.

Lo que parece claro es que salir al espacio no es un tema para tomarse a la ligera, y los ingenieros de Virgin Galactic tendrán que trabajar muy bien para evitar accidentes que arruinarían los planes de Richard Branson. Aunque sus viajes no serán como los viajes a la Luna, si se analizan los problemas que ha tenido la NASA en sus años de historia, se podrá concluir sin dificultad que todas las horas de análisis y pruebas son pocas para garantizar la seguridad de los vuelos al espacio.

Le deseamos mucha suerte al señor Branson con su aventura espacial y esperamos que en un futuro no demasiado lejano los precios permitan a las personas corrientes acceder al menos una vez en la vida a un vuelo fuera de la Tierra.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«