La pantalla de Google Glass será fabricada por Samsung con tecnología OLED

Aún faltan meses para encontrar a alguien paseando por la calle con sus Google Glass, pero el dispositivo de realidad aumentada del gigante de internet continúa ofreciendo informaciones que van dando forma al funcionamiento y aspecto final de las esperadas lentes, que saldrán al mercado en 2014. El pequeño «display» de las gafas, la pantalla que viene a revolucionar el mundo de la tecnología, será fabricado por Samsung, según informa el diario «Korea Times».

La tecnología OLED de Samsung sustituirá el «display» LCOS, o Liquid Crystal on Silicon, utilizados en la «Explorer Edition», los modelos entregados a desarrolladores (y algunos fans). Con este cambio, se conseguiría un enorme ahorro de energía, ya que los OLED no necesitan retroiluminación (como ocurre con LCOS), y además podría reducirse el tamaño del visualizador.

«Esto es muy grande, ya que significa que Google comparte datos confidenciales de sus proyectos futuristas con Samsung» lo que ayudará a la empresa a «impulsar aún más su negocio OLED», cita el diario. Aunque no lo anunciara de forma oficial, el CEO de Samsung Display, Kim Ki-nam, dio a entender el pasado jueves que ambas empresas iban a trabajar juntas: «Las pantallas OLED de silicio podrían usarse para dispositivos de realidad aumentada como Google Glass», dijo el ejecutivo durante una convención en Canadá.

Ver la noticia original en abc.es

Google Glass usará pantalla con tecnología Samsung OLED

Recientemente se rumoreaba que Larry Page, CEO de Google, estaba visitando las instalaciones de Samsung para hablar sobre la siguiente versión del Nexus, pero parece que Page ha aprovechado el viaje para algo más que para acordar los términos de su siguiente familia de dispositivos Nexus, sino también para llegar a un acuerdo muy importante que afectará a una pieza clave de las nuevas Google Glass, que está previsto que salgan al mercado en 2014.

Una de las críticas que se han hecho a las Google Glass que se han entregado a los desarrolladores es la duración de su batería, que no dura más que unas pocas horas si se utiliza el dispositivo para grabar o ver vídeos, para navegar por Internet, etc.

Si finalmente las Google Glass incorporan la tecnología OLED de Samsung, la batería de este nuevo gadget de Google durará más, lo que es una clara ventaja frente a la versión actual.

Google debe darse prisa en llegar al acuerdo con Samsung y en producir y probar el nuevo cristal OLED, porque empresas como Microsoft están trabajando en sus propias gafas de realidad aumentada, y en este tipo de productos, el que da primero, da dos veces.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«