La Policía Española detiene a los autores del "Virus de la Policía"Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con Europol, han detenido a una decena de personas en España en una operación policial internacional contra una banda organizada que se dedicaba a bloquear los ordenadores de cientos de miles de europeos y que estafó hasta varios millones de euros en multas ficticias en los últimos dos años.

Esta organización criminal, que actuaba en más de una treintena de países, 22 de ellos de Europa, infectaba los ordenadores de los usuarios a través de un malware o programa malicioso que se descargaba en el ordenador a través de banners de publicidad que fueron colocados en páginas web con un importante tráfico de visitantes.

Conocido en España como “el virus de la Policía“, este malware bloqueaba el ordenador y solicita el pago de una multa de 100 euros por acceder a páginas que contienen pornografía infantil o webs de intercambio de archivos. Sólo en nuestro país, desde que se detectó el virus en mayo de 2011, se han presentado más de 1.200 denuncias, aunque el número de perjudicados es con seguridad mucho mayor.

De hecho, según datos facilitados por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez, la página web que puso a disposición de los internautas el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) para eliminar el virus del ordenador ha sido visitado hasta la fecha por 784.000 internautas.

“Es imposible saber con certeza el número total de ciudadanos afectados“, señaló en una rueda de prensa en la sede del ministerio del Interior el director de la Europol, Rob Wainwright. “Pero estimamos que cientos de miles de ciudadanos europeos han sido afectados”. “Si consideramos que el importe medio de la multa es de 100 euros, y el tres por ciento (…) han pagado, el daño estimado podría ser de millones de euros”, añadió.

El malware geolocalizaba la ubicación del infectado y bajo la apariencia de un mensaje en nombre de diferentes Cuerpos Policiales según el país de la víctima, alerta al usuario de que en su ordenador se había constatado un tráfico de datos y de navegación vinculados directamente con diferentes ilícitos penales, –como pornografía infantil, descargas ilegales o actividades de terrorismo–, por lo que le solicitaba el pago deuna supuesta multa.

Los cibercriminales hacían pagar esta multa a los estafados a través de un determinado tipo de tarjetas prepago que se pueden comprar en diversos tipos de comercios y que tienen un valor asignado mediante un código de registro, con lo que se preservaba en todo momento el anonimato de la transacción. Los créditos de esos códigos de Ukash, Paysafecard y Moneypak eran luego cargados en tarjetas de crédito.

La primera detención tuvo lugar en Emiratos Árabes Unidos. Hasta allí se había desplazado el responsable de la creación del virus inicial y de las 48 mutaciones que había ido creando para saltarse los antivirus. Se trataba de un ciudadano de 27 años y origen ruso, que abandonó su país para irse de vacaciones al citado país árabe, donde fue arrestado gracias a una Orden Internacional de Detención. Su extradición a España ya está en curso.

Ver la noticia original en libertaddigital.com

Los crímenes informáticos están a la orden del día. Todos los años salen miles de informáticos de las universidades de todo el mundo. La mayoría de ellos son personas honestas que simplemente aplican sus conocimientos para buscar trabajo y ganarse la vida, pero un pequeño porcentaje de ellos emplea sus conocimientos para hacer daño a los demás, y algunos de ellos lo utilizan para enriquecerse de manera ilícita.

Las policías de todo el mundo tienen departamentos especializados en crímenes informáticos, pero pensamos que habría que potenciar mucho más esos departamentos en todos los países del mundo.

Hay dos aspectos que consideramos claves para acabar con estos criminales. El primero es que los países del mundo se pongan de acuerdo para que no haya paraísos del crimen online. No puede ser que estos criminales alojen sus sistemas en países sin legislación al respecto y que no se les pueda detener. El segundo es que todos los países del mundo endurezcan y apliquen las penas contra estos criminales de Internet.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«