La reina Isabel II tenía un discurso preparado ante el estallido inminente de la III Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría siguen causando fascinación en los aficionados y estudiosos de la historia de la actualidad. Un período diferente de la historia contemporánea nos dejó el mundo unipolar tal como lo conocemos hoy. Y aunque se dice que era la “Guerra Fría”, el conflicto entre Estados Unidos y la Unión Soviética tuvo momentos bastante calientes, como por ejemplo la crisis de los misiles cubanos en 1962, cuando se creyó que el conflicto llegaría a ser una suerte de Tercera Guerra Mundial. Y aunque este conflicto no se produjo, siempre se temió que pudiera llegar a ser una guerra nuclear

El discurso que podría haber cambiado el devenir del mundo y que, afortunadamente, nunca fue pronunciado ha salido ahora a la luz. Ante la inminencia de un ataque nuclear soviético, en 1983 los altos funcionarios de la Reina Isabel II prepararon el discurso que ella debía pronunciar y que hubiera supuesto la declaración de la III Guerra Mundial.

La Reina de Inglaterra, en el marco de la Guerra Fría, habla de «la locura de la guerra» y del «poder mortífero» que han desarrollado las tecnologías. Además, pide a sus ciudadanos que se sumen al espíritu que los mantuvo unidos durante las dos primeras guerras mundiales. «Cuando los terrores nos acechan, las cualidades que han contribuido a mantener nuestra libertad intacta ya dos veces en éste triste siglo, una vez más será nuestra fuerza».

Y continúa: «Nuestro valiente país debe volver a prepararse para sobrevivir frente a grandes dificultades. Nunca he olvidado el dolor y el orgullo que sentí junto a mi hermana cuando escuchamos por la radio las inspiradoras palabras de mi padre aquél fatídico día de 1939 (cuando Jorge VI inició la II Guerra Mundial). Nunca imaginé que ése solemne y terrible deber un día recaería sobre mí».

«Mi marido y yo compartimos con las familias de toda la tierra el miedo que sentimos por los hijos e hijas, maridos y hermanos que han partido para servir a su país». Isabel II hace un llamamiento a la solidaridad que debe imperar en los tiempos de guerra: «Si las familias permanecen unidas y decididas, dando refugio a las personas que viven solas y sin protección, la voluntad de nuestro país para sobrevivir no puede ser quebrantada»

El valioso archivo histórico forma parte de un tomo de 320 páginas sobre juegos y escenarios de guerra, llamado Wintex-Cimex 83 elaborado por el personal de la alta inteligencia y defensa del Ministerio del Interior. Han salido ahora a la luz en una memoria de documentos secretos divulgados ahora por el Archivo Nacional.

Fuente: ABC.es

Hace tan solo 30 años, recaía sobre el mundo la sombra de una III Guerra Mundial… suena como algo lejano, improbable, pero lo cierto y triste es que hubo un momento en la historia en el que el estallido de este cruel espectáculo estuvo muy cerca de hacerse realidad. En un momento histórico protagonizado por la Guerra Fría, las tensiones existentes entre el Reino Unido y la antigua URSS calificada por el entonces presidente de los Estados Unidos como “el imperio del mal”, eran tan tensas que incluso la OTAN comenzó los preparativos para el desarrollo de la guerra.

Afortunadamente la III Guerra Mundial nunca estalló, pero ¿estamos realmente lejos de que renazca el fantasma de la guerra? Los augurios que plantean esta posibilidad no son muy alentadores, muchos expertos ya han calificado la III Guerra Mundial como la “Guerra del futuro”. Diferentes hechos como los ataques nucleares, los conflictos entre países de Oriente Medio, el terrorismo, el eterno enfrentamiento entre Oriente y Occidente… nos llevan a pensar que estamos ya inmersos en un conflicto cada vez más incontrolado.

Solo cabe esperar que el poder, la ambición, la ideología, o las disputas económicas y territoriales sirvan para solucionar problemas en lugar de convertirse en armas para el enfrentamiento de aquellos que aún hoy en pleno siglo XXI viven con la convicción de que es necesario llegar a una III Guerra Mundial para cambiar el mundo.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«