Las células madre pueden recuperar el cerebro tras un ictus isquémicoLas células madre de médula ósea o tejido adiposo ayudan a la recuperación tras un ictus isquémico en un modelo animal, según investigadores españoles, quienes han realizado un estudio, que ha sido publicado en ‘Stem Cell Researh & Therapy de Biomed Central’.

En concreto, investigadores del Servicio de Neurología del Hospital La Paz y del grupo de Neurología y Enfermedades Cerebrovasculares del Área de Neurociencias del IdiPAZ, dirigido por el doctor Exuperio Díez-Tejedor, han observado cómo el tratamiento con estas células mejoró la reparación del cerebro y la capacidad de los animales para completar tareas de comportamiento.

Para el estudio, se analizaron dos grupos de ratas que sufrieron un accidente cerebrovascular. Al primero se le trató, 30 minutos después, con células madre administradas por vía intravenosa y, al segundo, con una solución salina.

Pasadas 24 horas del tratamiento, las ratas tratadas mostraron una mejor recuperación funcional que las del grupo control y, dos semanas después, estaban cerca de los niveles normales en las pruebas funcionales.

Esta mejora se observó a pesar de que las células no parece que migren a la zona dañada del cerebro. Las ratas tratadas también tenían mayores niveles de marcadores biológicos implicados en la reparación y plasticidad cerebral.

El resultado positivo en la reparación cerebral de los roedores se observó tanto en los casos en el que se utilizaron células de tejido adiposo cómo en los de médula ósea.

Ver la noticia original en europapress.es

Los problemas cardiovasculares en el cerebro son cada vez más frecuentes, principalmente porque las personas viven muchos más años que antes, y cada vez viviremos más tiempo gracias a los avances de la medicina.

Por tanto, el descubrimiento que se anuncia en esta noticia es muy esperanzador, ya que cualquier persona que llegue a la vejez está expuesta a esta enfermedad.

Lo cierto es que las posibilidades de las células madre son enormes, no sólo en lo referente a los ictus, sino a muchas otras enfermedades. Por ejemplo, se han hecho experimentos de recuperación de tejido del corazón con células madre en casos de infarto de miocardio, otro mal que padecerán millones de seres humanos a lo largo de su vida.

Creemos que la investigación con células madre debería ser una prioridad de primer nivel para la comunidad científica médica. Salvarán innumerables vidas con sus descubrimientos y ayudarán a mejorar la calidad de vida de millones de seres humanos durante muchos años.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«