Quienes dicen que ver la televisión es una pérdida de tiempo se equivocan, y quienes piensen que las personas que trabajan creando series de dibujos son personas inmaduras e infantiles sin ambición intelectual en la vida, se equivocan también. Igualmente hemos de dar la razón a quienes han apuntado en alguna ocasión que, en ocasiones, hay mensajes ocultos donde menos lo imaginamos. Siempre hay que hacer una doble lectura de todo. Y toda obra de arte lleva su firma, como los números mágicos de series de dibujos como Futurama. Atentos a un número, el 1.729. Es un número mágico para su autor.

El año 1913 marcó el comienzo de una extraordinaria relación entre un empleado indio empobrecido y un catedrático de Cambridge. Un siglo más tarde, las huellas de su notable amistad se encuentran en el más extraño de los lugares: “Futurama”, la serie animada del creador de “Los Simpsons”, Matt Groening, y el físico David X Cohen.

En el equipo hay varios matemáticos que conservan su amor por su materia y expresan su pasión por los números metiendo de contrabando referencias matemáticas en ambas series.

Por ejemplo, con el fin de rendir homenaje a Ramanujan, Keeler ha insertado repetidamente 1.729 en Futurama, porque este número particular es el protagonista de una famosa conversación entre Hardy y Ramanujan.

Fuente BBC

Aún recuerdo, y recordaré entre los tesoros más valiosos de mi memoria cada vez más llena y perseguidora de huecos para continuar acumulando retazos de mi vida, aquél maestro de matemáticas que una de las series de dibujos más entrañables de la televisión, Barrio Sésamo, emitía cada tarde para enseñar al tiempo que entretenía  a los escolares de la década de los 70,80 y 90. Hablo, cómo no, el Conde y sus números mágicos.

No voy a engañar a nadie pese a que confesar mi verguenza suponga un desprestigio para mi tutor televisivo en mates, pero lo cierto es que nunca fuí buena ni con los números ni con cualquier cosa relacionada con ellos o que se le asemejara, como por ejemplo los símbolos o las fórmulas químicas, físicas y matemáticas. Todos tenemos un talón de Aquiles, y sin duda, todos un tenemos un oscuro pasado. Sin embargo, no hay pasado por trágico que resulte en su relato, del que no puede extraerse valiosas reliquias con las cuales cambiar el mundo, o al menos, dejar nuestra huella en él.

Son muchos los científicos prestigiosos que han vinculado a la propia existencia y funcionamiento del universo con los números y las matemáticas. No sé cuánto de esto será verdad o fantasía. Pero sí sé una cosa. Son muchas las coincidencias y muchos los locos amantes de las matemáticas que mágicamente han creado universos paralelos con la inestimable ayuda, o suerte de unos números mágicos. Casualidad o no, tal vez sólamente a modo de firma, de huella, de señal indiscutible de que tú has pasado por el universo creador de esa obra, en este caso, una serie de dibujos animados, convertida en todo un reclamo mundial, como Los Simpsons, o como Futurama.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«