Los celíacos, intolerantes al gluten, pueden hacer una vida normal siguiendo la dieta adecuada

La enfermedad celíaca aparece en personas genéticamente predispuestas y se caracteriza por una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de nutrientes, es decir, se atrofian las vellosidades intestinales. Uno de cada cien españoles sufre esta intolerancia, aunque se estima que más de 450.000 personas pueden padecerla y solo un 10% está diagnosticado.

Manuela Márquez, directadora de la Asociación de Celíacos de Madrid, explica a EFEsalud: “los celíacos somos como cualquier otra persona, solo que comemos diferente”. La enfermedad celíaca es crónica y de por vida: o eres celíaco o no lo eres, “es igual que si estás embarazada, o lo estás o no lo estás, no puedes estarlo a medias”, dice Manuela.

La enfermedad celíaca, la sensibilidad al gluten no celíaca y la alergia al gluten son tres patologías provocadas por la ingesta de gluten. ¿En qué se diferencian?

La alergia al gluten tiene una prevalencia muy pequeña y aparece cuando una persona tiene una reacción del sistema inmunológico al gluten y no se debe confundir con la enfermedad celíaca que es una intolerancia permanente.

Además, en los últimos años se ha estudiado la sensibilidad al gluten no celíaca, una reacción inducida por el alimento que tal y como afirma Manuela Márquez:

“Sus síntomas son similares a los de la enfermedad celíaca pero no se atrofian las vellosidades intestinales y además una diferencia clave es que el celíaco tiene una predisposición genética y las personas con sensibilidad al gluten no celíaca pueden tenerla o no.”

Ver la noticia original en lainformacion.com

Es interesante observar que puede haber millones de personas en el mundo que padecen la enfermedad celíaca y no lo saben. Cuando la intolerancia al gluten que padecen es muy fuerte, van al médico y si se les diagnostica correctamente, tendrán que seguir una dieta sin gluten de por vida.

Pero si la intolerancia al gluten es leve, esas personas, que como hemos comentado se cuentan por millones en todo el mundo, simplemente se sienten mal de vez en cuando, con malestar intestinal leve, y no saben la causa.

Actualmente existen productos sin gluten en los supermercados y también en los restaurantes. Incluso hay restaurantes específicos para celíacos, en los que toda la carta está exenta de gluten.

Dado que la intolerancia al gluten no tiene cura actualmente, la posibilidad cada vez mayor de encontrar alimentos sin gluten hace posible llevar una vida absolutamente normal, aunque se padezca esta enfermedad.

No obstante, y dado que el origen de la intolerancia al gluten es genética, los avances en el conocimiento del genoma humano harán posible el desarrollo de tratamientos genéticos que permitan eliminar esta enfermedad en un futuro, que esperemos que sea más próximo que lejano.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«