Los fines terapéuticos del bótox

Es conocido por ser el rellenador de arrugas más famoso, precisamente porque muchas famosas son adictas al mismo. Tanto hombres como mujeres han sucumbido a las maravillas del bótox para borrar de su rostro toda expresión de cansancio o de paso del tiempo. El problema es que su uso no satisface a todos, ya que si abusamos de él, sus resultados no son del todo satisfactorios. Pese a la dualidad de sentimientos que despierta, el bótox no sólo tienes fines estéticos, sino que su uso principal es precisamente terapeútico. Cura un sin fin de enfermedades.

Uno de los usos terapéuticos más extendidos del ‘Botox’ es precisamente una de las enfermedades urológicas más prevalentes, la incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva, que en España afecta a 6,5 millones de españoles, a una de cada cinco mujeres y a la mitad de las personas de más de 65 años.

Otra indicación recién aprobada por el Ministerio de Sanidad para el ‘Botox’ es para combatir la migraña crónica, aquella que provoca cefaleas más de 15 días al mes durante al menos tres meses y afecta al 2 por ciento de la población.

También se usa en la mayoría de hospitales españoles para el tratamiento de la espasticidad que padecen las personas que han padecido un ictus o tienen parálisis cerebral, incluso en niños, según este experto.

Fuente: La Cerca

Siempre se han dicho que los excesos no son buenos. Y es que si no lo son de auténticos placeres que, a priori, cualquiera de nosotros firmaría por convertirlos en rutina habitual, menos va a serlo el implantarse o inyectarse una sustancia extraña a nuestro cuerpo con el fin de ser más bellos. Y es que, además, es que hecha la ley hecha la trampa, ahí es donde radica el problema, pues no se trata de estar bello, sino de verse espectacular, perfecto. La perfección o imperfección no existe salvo en tu cabeza, por eso, es fácil volverse adicto al bótox, como a cualquier otra sustancia que nos prometa belleza y bienestar.

Pero lejos de criminalizar una sustancia, o criticarla, debemos hablar siempre con conocimiento de causa. Muy pocas personas conocen para qué existe el bótox, cuando sin embargo, los mayores milagros no los obra en el rostro de las mujeres y hombres coquetos, sino en el alivio a enfermedades de personas que lo pasan muy mal. Quién nos lo iba a decir, que el 98% de las aplicaciones son terapeúticas.

Todo el que alguna vez ha sufrido algún trastorno urológico, sabe que son males especialmente molestos. A nadie le gusta tener incontinencia urinaria. Y el bótox, es el remedio de urgencias, al que se recurre cuando todos los recursos disponibles han fallado. Pero sobre todo, de lo que nadie se ha librado es de conocer el agobio que provoca un dolor de cabeza. ¿Se imagina ser de esas personas que sufren dolor de cabeza contínuamente? Hay enfermos que tienen brotes de cefaleas que le duran unos 15 días al mes. Eso es media vida incapacitado. El bótox les alivia reduciendo el dolor y los espasmos musculares.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«