Aunque son tradicional de Inglaterra, los mayordomos también se están viendo en la obligación de emigrar en busca de nuevas oportunidades. Sin embargo, para ellos, la crisis aunque se esté dejando notar, no amenaza la extinción de su profesión, ni mucho menos. Tienen un destino donde son tratados como reyes. Se trata de Dubai. Si la servidumbre siempre se ha quejado del poco sueldo que ganan, no ocurre lo mismo con los mayordomos. Las nuevas economías emergentes se los están rifando. Y sus sueldos son, según dicen, estratosféticos. Y sí, estamos hablando de actualidad, hoy, en el año 2013.

Los beneficios no se limitan en un salario libre de impuestos bajo el sol. Dillon tiene agosto y septiembre libre para ver a su familia en el Reino Unido, viaja en jet privado con regularidad, vive en un apartamento de lujo y recibe bonificaciones, que, admite, son frecuentes.

A cambio, tiene que lidiar con exigencias que no son comunes para un empleado de oficina con un horario de nueve a cinco.

Reino Unido tiene una historia del sistema de clases, personal doméstico, etiqueta y grandes tradiciones”, indica Vestin Rahmani.

“A los nuevos ricos, y el resto del mundo, les fascina el protocolo que acompaña a estas tradiciones británicas”.

Fuente: BBC

A menudo se habla del poder que tiene la televisión y el marketing para generar no sólo tendencias, sino incluso implantar tradiciones y cambiar todo un estilo de vida. La caja tonta tiene cada vez más peso en la sociedad, y no sólo ella, sino todo cuanto lleve alguna dosis de marketing impresa. Todo un huracán de sexo e ideas sexuales están surgiendo a raíz del libro erótico por excelencia en estos momentos “Las sombras de Grey”. Y lo mismo con “Crepúsculo”, o “Harry Potter”. También hay lugar para series emblemáticas de origen inglés, como “Downton Abbey”.

El señorío británico siempre ha conseguido conquistar corazones románticos y atraer los sentidos de los amantes del lujo. Y es que la educación, la formalidad y las maneras, a cuanto más estiradas mejor, siempre son atribuídas al glamour más exquisito. tal vez esto es lo que está ocurriendo con ciertas tradicionales anglosajonas que están causando furor en el resto del mundo, y en especial en los países que ahora están emergiendo como los nuevos ricos.

Los mayordomos, lejos de cumplir el rol de personal de servicios, pobre, a los pies del señorito y ganando una miseria a cambio de mucho esfuerzo, se caracterizan por compartir la clase y estilo de aquéllos a quienes sirven. La imagen de señoritos y criados queda dispar, resta elegancia, y por ello, y porque el señorito debe pasar muchas horas en cómplice compañía de su mayordomo, este debe gozar de una educación exquisita. Por esto mismo, más que siervo, debe aparentar. Una competición de mayordomos a ver cuál de ellos vive mejor, como imagen de la familia para la que sirve.

A cambio, eso sí, los mayordomos de lujo, deben poseer una paciencia infinita. Tienen estudios. Y son mucho más que personal de servicios.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«