Los perros se guían del campo magnético para defecar

No hace falta ser científico para saber ciencia, o al menos, para intuirla, y es que aún sin ponerle nombre ni saber que normas escritas o buscadas por los hombres estudiosos de estas artes, todos los seres respondemos en nuestros actos a una sabiduría innata que nos alinean con la naturaleza. Y también los animales. Los científicos han descubierto que los perros se guían del campo magnético de la Tierra para defecar, orientando sus excrementos en dirección norte a sur. Ahora bien, ¿Por qué lo hacen? Esto es lo que todavía no han logrado resolver los estudiosos.

Es sabido que los campos electromagnéticos terrestres guían al salmón en su travesía desde alta mar hacia el desove en agua dulce. Lo que se desconocía hasta ahora es que los perros también son sensibles a esas mismas frecuencias… aunque las utilizan con un fin mucho menos poético: escoger la dirección de su cuerpo a la hora de defecar.

Al parecer, igual que las brújulas orientan su aguja al polo norte magnético de la tierra, los perros buscan el eje norte – sur en el ritual giratorio que precede a sus necesidades.

“Nuestro análisis de los datos en bruto indica que los perros no sólo prefieren dirección norte-sur, sino que, al mismo tiempo, también evitan dirección este-oeste”, continúa el informe.

Fuente: BBC

Lástima que los perros no hablen. O mejor dicho, que no lo hagan en nuestro idioma, y es que de hacerlo podrían contarnos las razones que les llevan a lanzar sus excrementos en dirección norte a sur, y de evitar a toda costa lanzar sus cosas hacia el lado este-oeste. Pero sin duda, sus razones tendrán. ¿Son ellos conscientes de esta curiosidad? Posiblemente no, como tampoco lo somos los seres humanos de muchas costumbres intuitivas que realizamos sin entendernos a nosotros mismos.

En esta sociedad donde, excepto los alcaldes y otros políticos para subirnos las tasas e impuestos, queremos averiguar el por qué de todo, deberíamos, ahora que sabemos que la ciencia nos avala, lanzarnos a la calle los propietarios de  los perros para reprochar a los Ayuntamientos su inmisericordia con los cánidos. Y es que, ¿Cómo van a reprocharles que los pobres animales defequen donde mejor les plazca. Ni que ellos lo hicieran por capricho.

Los animales defecan donde tienen que hacerlo y del modo debido, al igual que los salmones y las aves hacen lo propio cuando está en juego actividades de calibre importante, como el desove o lo vuelos migratorios. Cree el hombre que es el único que entiende de mapas, y vemos que no es así. Las  brújulas, parecen inventadas para torpes, al lado de la capacidad innata de los animales para detectar y seleccionar las direcciones.

Y luego decimos que el animal depende de la caridad humana.  Y luego decimos que el hombre es el animal más inteligente. Pues ya vemos, los perros también sabe de ciencias. Y ahora a resolver el misterio. ¿Qué tendrá el campo electromagnético de la Tierra en dirección norte-sur?


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«