mariano-rajoyEl presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha anunciado este lunes que aplicará dos auditorías, una interna y otra externa, a las cuentas de la formación para verificar que están limpias tras la gestión del ex-tesorero Luis Bárcenas.

Según han informado fuentes populares, Rajoy ha hecho este anuncio durante su intervención a puerta cerrada ante el Comité Ejecutivo del PP, en la primera reunión celebrada tras el escándalo por las cuentas en Suiza de Bárcenas y los supuestos sobresueldos en B en el partido.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, confirmará esta decisión en rueda de prensa en la sede nacional del PP a partir de las 13 horas. La número dos del partido ha vuelto a negar este lunes que en el PP se hayan pagado sobres con dinero negro y ha retado al que pueda demostrarlo a que lo haga con pruebas.

Ver la noticia original en rtve.es

Los partidos políticos necesitan dinero. Los cauces normales para obtenerlo son las aportaciones que hace el Estado según el número de votos y escaños que cada partido tiene en las elecciones, pero también hay aportaciones privadas voluntarias. Hasta ahí todo bien. Pero hay veces que los políticos necesitan más dinero y en ese caso, algunos recurren a soluciones no demasiado legales.

Parece que el caso Bárcenas pertenece a este último tipo de soluciones para financiar un partido político. Pero parece que en este caso en especial, se les fue de las manos el asunto y el dinero comenzó a fluir no sólo para financiar el partido, cosa que está por demostrar en los tribunales, sino también para llenar el bolsillo personal de algunos políticos.

Ambas cosas deberán ser demostradas en los tribunales, pero desgraciadamente, el conocido refrán castellano “cuando el río suena, agua lleva” parece que es de aplicación en este caso.

Esperamos que, de confirmarse una financiación ilegal del Partido Popular, que está actualmente en el gobierno de España, la decisión no haya sido tomada en la cúpula del partido, ya que en ese caso se produciría un auténtico terremoto político en una España que lo que necesita es confianza, unidad y acción política para superar la crisis económica.

 

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«