Más sexo alarga la vida

No hace mucho leímos una noticia que parece contrastar con la que traemos hoy. Y es que apuntan los científicos a que mantener una sexualidad más activa y, por lo tanto, practicar más sexo alarga la vida. Sin embargo, en la noticia anterior leímos justo lo contrario, y es que en determinadas especies, como los marsupiales, los animales acababan tan cansados del coito que morían por agotamiento tras la cópula. Esta vez, las protagonistas del experimento son las moscas de la fruta. ¿Y para los humanos? ¿Qué seremos más parecidos a los marsupiales o a las moscas?

Su experimento reveló que las moscas de la fruta macho que perciben las feromonas sexuales de sus contrapartes femeninas pero no tienen oportunidad de aparearse experimentaron descensos rápidos en las reservas de grasa, resistencia a la inanición y más estrés.

“La genética de vanguardia y la neurobiología utilizada en esta investigación indica que, al menos para las moscas de la fruta, puede que no sea un mito que la frustración sexual es un problema de salud. Esperar sexo sin tener recompensa sexual fue perjudicial para su salud y redujo vida”, resalta el también profesor de investigación en el Centro de Geriatría de la UM.

Fuente: Antena 3

Muchos estudios se han centrado en la sexualidad y en el sexo, en un intento de desmontar mitos anclados en forma de tabús en la sociedad que contempla el sexo a medias entre placer y perversidad. El sexo no tiene nada malo, pues ningún estudio científico ha podido arrojar resultados negativos acerca de que la salud se resienta en quienes practican sexo, sino que por el contrario, gozar de una buena sexualidad garantiza grandes dosis de placer que nos llevan a mejorar nuestro estado de ánimo y, con ello, nuestro organismo funciona mejor.

Las mujeres cuando están próximas a menstruar encuentran una gran satisfacción mediante el sexo, y es que aparte de que sus hormonas la alertan de que se encuentra en un ciclo fértil, sus desequilibrios emocionales se alivian sintiéndose atractiva y deseada, al tiempo que el coito ayuda a mitigar los dolores de vientre. Las personas que practican sexo están más contentas y, sobre todo, son más abiertas en su mentalidad, por lo que pueden presumir de una buena salud mental.

Y aunque en especies animales concretas, como los marsupiales, o algún insecto donde la selección natural colabore a reducir la población mediante la muerte tras la cópula, ningún médico prohibiría tener sexo, salvo que exista un grave problema de padecimientos del corazón. Visto esto, comprobamos que lo realmente sabemos, según los datos de este nuevo estudio con las moscas de la fruta, es no ya que tener más sexo alarga la vida por el mero hecho de practicar sexo, sino que el esperar conseguirlo y que tu deseo se frustre nos hace daño. ¿Y a quién no?

A nadie le gusta sentirse menospreciado, defraudado ni que se le rompa la jarra de cristal como a la lechera del cuento antes de transformarse de puro sueño  a una escena real. A fin de cuentas está visto que todos, hasta las moscas, somos seres emocionales, así como que las emociones determinan el mayor o menor nivel de salud de que vamos a gozar.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«