Mega, el servicio de Kim Dotcom, mejora las ofertas de Google Drive, Skydrive y Dropbox

Mega ya presenta batalla a los servicios en la nube actuales. El proyecto de Kim Dotcom ofrece una gran capacidad de almacenamiento a un precio que por el momento mejora con creces las ofertas de servicios consolidados como Dropbox o Google Drive o Microsoft Skydrive.

Las opciones de contratación de Mega son sencillamente espectaculares. A falta de ver el rendimiento y funcionamiento del servicio, que de momento se comprobará durante los próximos meses, Mega ha roto los precios establecidos. Para empezar, el servicio de Dotcom ofrece más espacio que sus competidores sin pagar ni un euro. En concreto, 50 GB de almacenamiento gratuito.

Para los que 50 GB no sean suficientes, Mega ofrece opciones de pago. Las opciones van desde 500 GB por 9,99 euros al mes (99,99 euros al año), a 4 TB (terabytes) por 29,99 euros al mes (299,99 euros al año). También hay una opción intermedia, que ofrece 2 TB por 19,99 euros al mes (199,99 euros al año). Como se puede ver la oferta de Mega está pensada para distintos tipos de consumidores, y en todos los casos las opciones son realmente competitivas. La supremacía de Mega respecto al resto de servicios en cuanto a la relación capacidad precio es evidente si se repasan las ofertas de los competidores.

Dropbox: es uno de los servicios de almacenamiento en la nube más popular. Su compatibilidad con prácticamente todas las aplicaciones y dispositivos móviles y opciones como la de poder subir a la nube fotografías de los ‘smartphones’ en el momento de realizar la captura son sus grandes atractivos. No obstante, su oferta, en cuanto a capacidad y precio, se quedará muy por detrás de Mega.

Dropbox se puede utilizar de forma gratuita, como Mega, aunque la capacidad que se ofrece es muy inferior. En concreto, los usuarios disponen de 2 GB de espacio si no pagan suscripción. Sin embargo, si se vincula Dropbox a un teléfono o se recomienda a un amigo, se va ganando espacio extra gratuito. Al final se pueden conseguir 18 GB de espacio gratis (incluso más con promociones concretas).

Aunque 18 GB es una capacidad importante para ser gratis, está muy lejos de los 50 GB de Mega. Las diferencias de este servicio con Mega son aún mayores en el caso de las opciones de pago. Dropbox ofrece 100 GB por 9,99 dólares (99,99 dólares al año), 200 GB por 19,99 (199 dólares al año) o 500 GB por 49,99 dólares (499 dólares al año). Por el mismo precio, Mega ofrece 5 veces más capacidad en el caso de la opción más económica. El resto de opciones también están muy por detrás del servicio de Dotcom.

Cabe destacar que Dropbox cuenta con una opción específica para empresas, que se contrata para 5 equipos. Son 1.000 GB de capacidad en total por 795 dólares al año, con la opción de ampliar el número de equipos por 125 dólares por unidad. El precio, muy alejado de la opción de Mega, incluye soporte técnico y servicios de recuperación.

Google Drive: es otra de las opciones más habituales en el mercado del almacenamiento. Google estrenó el año pasado esta plataforma, que pretende ser más que un lugar donde guardar contenidos. En este caso, Mega también cuenta con una relación espacio-precio muy superior. Como ocurre con los servicios anteriores, los usuarios de Google Drive cuentan con una opción de uso gratuita: 5 GB. Mega ofrece 10 veces más de espacio.

En cuanto a las opciones de pago que permiten ampliar la capacidad de almacenamiento, Google Drive destaca por contar con un gran número de opciones. En este sentido, los consumidores pueden contratar desde 25 GB extra por 2,49 dólares al mes, más 25 GB de espacio para Gmail, hasta 16 TB por 799,99 dólares al mes. Si se comparan las opciones de Mega con las de Google Drive se aprecia una diferencia importante en el precio.

Por ejemplo, 2 TB en Mega son 19,99 euros, mientras que en Google Drive son 99,99 dólares al mes (unos 75 euros). Dicho de otro modo, con lo que cuesta un mes de Google Drive se puede conseguir casi un año de 2 TB en Mega. De la misma manera, 4 TB en Mega son 29,99 euros y en Drive son 199,99 dólares al mes.

Skydrive: Microsoft también cuenta con un servicio de almacenamiento en la nube, y también está por detrás de la oferta de Mega en cuanto a capacidad-precio.

Entre su modalidades, Skydrive incluye una opción gratuita, que permite disfrutar de 7 GB sin coste alguno. De nuevo se aprecia una diferencia notable en relación a los 50 GB gratis de Mega. En el campo de las opciones de pago Skydrive, como el resto de servicios, está lejos de igualar a Mega. Microsoft ofrece 20 GB, más los 7 GB gratuitos, por 8 euros al año. Los usuarios también pueden contratar 50 GB (57 GB reales) y pagar 19 euros al año o decantarse por la opción con más espacio, que eleva la capacidad hasta los 107 GB, por 37 euros al año.

El hecho de cobrar al año hace que las tarifas de Microsoft en relación a la capacidad sean atractivas, pero están muy por detrás del espacio disponible Mega. En el caso de Skydrive, eso sí, cabe destacar que su uso es interesante para poder adjuntar archivos de gran tamaño en correos electrónicos.

iCloud: El último servicio a comparar es iCloud, la opción de Apple. La oferta de la compañía de la manzana está muy destinada a sus propios dispositivos. Su modalidad de pago es similar a la de Microsoft, facturando cantidades anuales. Los usuarios que se apuntan a iCloud disfrutan de 5 GB de capacidad de almacenamiento en la nube sin coste. Se trata de una cantidad pequeña comparada con los 50 GB de Mega. En cuanto a las opciones de pago, Apple mantiene una oferta también similar a la de Microsoft en cuanto a espacio, aunque inferior. En concreto, se pueden contratar 10 GB extra por 16 euros al año. Las otras dos opciones disponibles son 20 GB por 32 euros al año y 50 GB por 80 euros.

Ver la noticia original en lavanguardia.com

La computación en la nube (cloud computing) es un término muy de moda últimamente. Consiste en disponer de almacenamiento para datos y aplicaciones en servidores que no están ubicados en nuestra casa o en nuestra oficina, sino en centros de procesamiento de datos que pueden estar físicamente en cualquier parte del mundo.

Almacenar la información en la nube tiene ventajas. Podemos acceder a nuestros datos desde cualquier sitio, desde cualquier ordenador, desde cualquier dispositivo.

Como sucede en casi todas las áreas en la vida, no todo son ventajas. Hay dos inconvenientes básicamente. Uno es el precio. Aunque todos los servicios en la nube proporcionan almacenamiento gratuito, el objetivo es que nos hagamos adictos a su uso y acabemos pagando por el espacio que utilicemos. El segundo inconveniente, más grave si cabe, es la seguridad. Como usuarios no tenemos la seguridad de que nuestra información esté protegida, no sólo contra el acceso de terceras personas, sino contra el acceso de los propios administradores del servicio.

Estas consideraciones son generales y aplicables a todos los servicios en la nube. Pero en el caso de Mega, hay consideraciones adicionales que hacen que haya que poner ese servicio en “cuarentena”. La historia de Kim Dotcom le precede. Ha hecho su fortuna gracias a la piratería y a la violación sistemática de los derechos de autor.

Aunque ha intentado revestir al servicio Mega de un halo de legalidad, la cabra tira al monte y los usuarios no tenemos garantías de que su servicio sea lo que promete, funcione adecuadamente y respete y preserve la confidencialidad de la información que se almacene en sus servidores.

Aunque ofrezca mucha más memoria que los demás servicios, cosa normal para acaparar cuota de mercado, nuestro consejo es utilizar servicios respaldados por compañías serias, de trayectoria contrastada, como son Google, Microsoft y Dropbox.

 


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«