Microsoft cobra dinero de Google por cada teléfono móvil con Android que se vende en el mundo

Google y Microsoft compiten en negocios como el de las búsquedas online, las aplicaciones de ofimática y los smartphones. Ahora bien, en este último campo, sucede una situación curiosa: cuando más grande se hace Google, más dinero gana Microsoft.

La compañía de Windows, que destina 9.000 millones de dólares al año a I+D, tiene un portafolio de patentes lo suficientemente amplio como para considerar que tiene derecho a recibir royalties por cada dispositivo Android y Chrome OS (ambos productos de Google) que se venda en el mundo.

Uno de los secretos mejor guardados de Microsoft es cuánto ingresa por su programa de licencias, creado en 2003. Algunas estimaciones del sector hablaban, ya en 2011, de que la cifra superaría los 800 millones de dólares (610 millones de euros) al trimestre. El año pasado, los ingresos por royalties superaban a las ventas de móviles Windows Phone.

Los acuerdos y las demandas por patentes son habituales en el sector tecnológico, con peleas en los tribunales como la que enfrenta en una decena de países a Samsung y a Apple.

Recientemente, uno de los partners estratégicos de Microsoft, la taiwanesa Acer, aseguró que el 50% de los fabricantes de móviles para grandes marcas ya ha alcanzado acuerdos de patentes con la compañía. Los tentáculos del gigante de Windows van más allá del entorno móvil. Nikon, de cámaras fotográficas, también paga el peaje por usar Android, mientras que Barnes & Noble, que vende e-readers, cerró una demanda por violación de patentes creando una joint venture con Microsoft, en 2012.

Ver la noticia original en expansion.com

Microsoft ha perdido varios trenes tecnológicos en los últimos años, pero parece que ha encontrado una fuente de ingresos muy interesante en el mundo de las patentes.

El gigante informático tiene tantas patentes registradas en distintos ámbitos tecnológicos, que es muy difícil que un sistema operativo cualquiera no utilice alguna de sus tecnologías.

En concreto parece que Android, que está basado en Linux, utiliza tecnologías basadas en algunas patentes de Microsoft, razón por la cual Microsoft cobra royalties por cada teléfono móvil o tableta con sistema operativo Android que se vende en el mundo, y cada vez se venden más smartphones y tablets con este sistema operativo. Tantos, que ya se venden más dispositivos móviles con Android que ordenadores de sobremesa.

Queda claro que las grandes compañías de la informática y de la tecnología tienen que tener abogados especializados en pleitos de patentes porque las demandas por violación de patentes nunca dejarán de existir. En algunos casos prosperarán y el demandado tendrá que pagar millones al demandante, mientras que en otras ocasiones ambas compañías llegarán a acuerdos que eviten llegar a los tribunales.


Si te ha gustado el artículo compártelo y participa dejando un comentario. Gracias por colaborar.

Noticias relacionadas:

«